Lost, 6ª temporada, episodio 11, “Happily Ever After”

En serio, ésta es ya la décima entrada sobre este asunto. Seguro que ya te sabes la movida. ¿No? ¿En serio? Vale. Lo voy a explicar. Aquí voy a elucubrar sobre el onceno episodio de la sexta temporada de Lost. Y voy a destripar todo lo que considere conveniente destripar. Por tanto, si no te gusta que te cuenten lo que va a pasar en una serie antes de verlo, no deberías seguir leyendo

más o menos a partir de esta línea.

Gracias. Gracias. Gracias. Gracias.

No es que uno dude. Ni siquiera dudé en mitad de la quinta temporada, cuando todo me parecía tan mal. Lost nunca dejó de ser la mejor serie que veía, aunque en algún momento no llegase a la altura de sí misma. Y mi fidelidad se vio enormemente recompensada, por ejemplo, con el final de la quinta, que me hizo olvidar todo lo anterior.

Pero gracias, gracias, gracias por darme un episodio como éste. Uno al que puedo señalar y decir: “mira, Lost en su mejor momento. Si no te gusta, ya no puedo hacer más”. Era un episodio de Desmond, tenía que ser bueno. Era un episodio escrito por Cuse y Lindelof –los responsables de la serie-, tenía que contar algo importante. Pero lo mejor es que funcionan casi a la perfección los dos grandes elementos de la serie: la sensación de una experiencia fantástica con una soberbia historia de personajes.

Pero antes de entrar ahí, me gustaría hablar de dos individuos.

Creo que podemos dar por seguro el proceso de reivindicación de Charles Widmore. Si este episodio no es un primer paso, no sé qué lo es. Se le ve decidido a cumplir con su misión, dispuesto a hacer lo que haga falta, pero también con la honradez suficiente para aceptar como un caballero el daño que está causando. Su interacción con Desmond es la de una persona a la que le gustaría que todo lo que tiene que pasar se pudiese hacer de una forma más civilizada. Ahora me queda claro que si humilló a Desmond en todas aquellas ocasiones, si intentó alejarle de Penny, fue precisamente para tenerle donde está ahora.

Si no están convencidos, les invito a examinar el momento en el que sacan al pobre camisa roja del interior del electroimán. Widmore hace parar el avance del cuerpo carbonizado y levanta la sábana que lo cubre. Desde un punto de vista puramente pragmático, es un gesto inútil, sin sentido. Cualquier otro, ante una situación similar, hubiese dejado avanzar el cadáver. Pero precisamente son esos gestos innecesarios –las disculpas a las que no estamos obligados, las cortesías demostradas voluntariamente- las que nos definen como personas. Widmore sabe que está haciendo daño y que acaba de matar a un individuo. Sabe que lo hace por una causa y todo eso, pero tiene las agallas de afrontar los hechos como son. E incluso, tiene la dignidad de no decir nada. Ni siquiera se justifica.

Widmore trae a Desmond a la isla porque sobrevivió a la explosión de la estación Swan. Ya dice él mismo que, por lo que sabe, es el único que ha sobrevivido a algo así (¿eso da a entender que hay más y que simplemente Widmore no los conoce?). Y por si no nos quedaba claro que la cosa es peligrosa, ya matan a uno justo antes. También, por si no nos quedaba claro que iba a pasar algo extraño, nos muestran al conejo blanco, el que guiará a nuestra Alicia a su extraño mundo de maravillas, al mundo al otro lado del espejo. O, quizá debería decir, al otro lado de la línea que marca la velocidad límite universal en un diagrama de cono de luz. Ya descubriremos en este episodio que hay cosas que pueden viajar más rápido que la luz.

Es una prueba.

Digamos que Desmond es un arma sin probar. Sobrevivió una vez, pero quizá fuese casualidad. La batalla final exige algo más. Exige una cierta seguridad. Lo que Widmore no sabe, ni siquiera es capaz de imaginar, es que la prueba convertirá a Desmond en un caballo de Troya, alguien que es capaz de superar una muralla que parecía infranqueable. Después de todo, Desmond es Ulises, deseoso de volver con su Penélope.

¿Quién es Eloise? Primero se sorprende al ver al Desmond X en su fiesta. De lo cual deduzco que el pobre Charles Widmore de la línea X no sabe nada, que simplemente vive allí como cualquier otro. Pero Eloise claramente reconoce a Desmond. Es más, no le gusta nada verlo allí y se lo quiere quitar de encima lo más rápidamente posible. Desmond, es evidente, no está donde tiene que estar o, mejor dicho, donde ella quiere que esté. Algo que la controladora Eloise, que como demiurgo estricta es incapaz de soportar un tenedor fuera de sitio, no puede permitir.

¿Pero dónde tendría que estar Desmond? Es la propia Eloise la que responde, después de que Desmond pregunte por Penny… tachán, tachán… Milton. Es que cuando te lo ponen tan fácil ya no sabes cómo seguir. Milton, el autor de El paraíso perdido, de Paradise Lost. Si eso no es una referencia con luces de neón, bombillas y un coro de musical, no sé lo que es.

(En la isla, Penny se apellida Widmore, mientras que Daniel se apellida Faraday. En la línea X, Penny se apellida Milton (un nombre que suena tan accidental como Faraday), mientras que Daniel se apellida Widmore. Claramente, el hundimiento de la isla ha tenido muchos efectos curiosos. Para Daniel no hay destino de ningún tipo, sus padres no tuvieron que llevar vidas separadas. Además, Widmore jamás fue expulsado, por lo que mantuvo la relación con Eloise, que acabó convertida en su esposa, en lugar de la madre de Penny en la línea de la isla).

Perdonen, me he distraído con una alusión literaria.

Eolise se lo dice. Desmond debería estar viviendo su vida y siendo feliz, porque vive en el mundo en el que tiene todo lo que quería, sobre todo la aprobación de Charles Widmore. Desmond está viviendo en el mejor de los mundos posibles, como pasa, la verdad, con muchos de los personajes (no creo que a Sun le haya hecho gracia lo de recibir un tiro). Pues eso, niño, vete a jugar con el mundo que te hemos construido, el cajón de arena está por ahí. No violes nada. ¿Violar qué? ¿Una de las reglas? ¿Cuál?

¿Y cómo sabe todo eso Eloise? Aunque quizá se trate de palabras perfectamente normales, que escuchadas en cualquier otro momento no provocarían la más mínima sorpresa. Pero en el contexto de la serie, donde sabemos que hay al menos dos universos, donde sabemos que Eloise ya guió una vez a Desmond hacia la isla –a cumplir su destino-, es difícil no pensar que Eloise sabe mucho, bastante, que no es un simple personaje paralelo, uno de muchos que se limita a tener versiones en líneas temporales diferentes. Da la impresión de que esta Eloise y la Eloise de la isla son la misma persona, no dos versiones viviendo vidas diferentes. Estrictamente la misma persona.

Las palabras de Eloise son inquietantes. Tomadas en el contexto de la serie, con esa referencia a “violation”, considerando su insistencia en hacer que Desmond se marche lo antes posible, dan a entender que la realidad X está de alguna forma diseñada, que alguien la fabrico precisamente para ser como es. ¿Quién? ¿La propia Eloise? ¿Jacob? ¿Fueron los propios perdidos? ¿Qué daimon meticuloso decidió todos sus detalles?

¿Quién es Eloise Widmore? Cuando la conocimos era una jovencita armada con un rifle. Luego la vimos convertida en co-jefa de los Otros, embarazada, además. También la vimos cuidando de su hijo Daniel, preparándole para su destino fatal, negándole el piano. ¿Sabía ya que su recompensa sería una línea temporal donde el hijo no moriría? ¿Una línea donde Daniel se convertiría en músico y no en físico por obligación? En varias ocasiones la vimos sabiendo más de lo que parecía posible saber. Aquella vez en Londres, abortando el destino fatal de Desmond como marido feliz de Penny. De la misma forma, usando una estación Dharma cuyo control no se sabe bien cómo consiguió, guió a los perdidos regresados de vuelta a la isla de la que no debieron salir nunca. Y ahora la tenemos de nuevo contrariada por la actitud de Desmond, que le trastoca la vida que tan duramente se ha ganado. O se ha fabricado.

En su ser parecen confluir la ciencia y lo mitológico que tantas vueltas da por la serie. Es un poco como una Moira o Parca armada de superordenadores y un péndulo de Foucault. Una parca que en este episodio parece además haber recibido su merecido descanso y por tanto en lugar de controlar los destinos humanos se dedica a controlar la cubertería. En lugar de tejer el destino de los hombres, ahora se fija en el tejido de los manteles.

¿Cómo consiguió semejantes poderes? Me la imagino saltando alegremente por la isla cuando se encontró con Jacob (esa Muralla China porosa). Charlaron un rato. Ella comentó sin apenas pensar que le gustaría conocer el destino, todos los destinos posibles, y Jacob, tras poner cara de “te pillé”, le puso la mano en el hombro y la convirtió en observadora omnisciente, con la tarea de garantizar que las cosas no se desmadrasen. Sobre todo Desmond, que como no está sujeto a las reglas, lo puede todo.

Jacob tenía un plan, siempre tuvo un plan. Y si para convencer al hombre de negro de que el ser humano es fundamentalmente bueno debía permitir la posibilidad de su huida, pues que así fuese. Incluso si el plan incluía su propia muerte personal. Si estás dispuesto a pedir el sacrificio de los demás –y estoy usando la palabra pedir en el sentido más laxo posible-, ¿no deberías ser tú el primero en estar dispuesto a sacrificarte? Jacob es capaz de todo con tal de tener razón.

Aunque también es posible que Eloise haya existido siempre. Es decir, no ella, sino su puesto, aquello de los que ella es una manifestación. Quizá en el panteón de la isla hay un rango de observador, alguien que conoce el pasado y el futuro independientemente de en qué línea se encuentre. Alguien que es el mismo individuo en cualquier punto del multiverso. Aunque claro, si la naturaleza de Eloise está relacionada con la isla, ¿cómo sobrevivió a su hundimiento cuando da la impresión de que el propio Jacob ha desaparecido, si aparentemente el panteón está bajo el océano?

La relación entre Desmond y Penny es la central de la serie. Sí, Sun y Jin llevan más tiempo. Rose y Bernard son supertiernos. Pero la de Desmond y Penny tienen algo que no tienen las otras. Es una relación… cómo decirlo… una relación trascendente. Es una de esas relaciones que salen en los mitos, que cantaría gustoso cualquier poeta de la antigüedad, la relación de amor tan absoluto que supera cualquier límite del espacio y el tiempo. Piensa en cualquier pareja famosa de amantes y entre ellos puedes encajar a Desmond y Penny. No hay nada que los pueda separar. Su amor no sólo supera océanos de tiempo, sino también se ventila toda separación física y de espacio. Desmond y Penny se quieren, siempre se han querido y siempre se querrán. Y los intentos de Eloise por mantenerlos apartados por mucho que triunfen a corto plazo acaban fracasando miserablemente. Digamos que si el universo los quiere separados, lo siento por el universo.

Miremos la realidad X. Ese Desmond tiene una vida perfecta. Ni una sola atadura, dinero a espuertas, libertad total. Y además, el respeto de Charles Widmore, que como dice Eloise, es lo que Desmond siempre quiso. Pero debemos recordar que Desmond quería ese respeto para poder tener a Penny, considerando que era un paso necesario. Puso la obtención de ese respeto por delante de su amor, y ese fue su fallo, el talón de Aquiles del personaje. Su estancia en la isla, sus saltos en el tiempo y su vida en la línea X, vamos, la historia de Desmond en la serie ha sido el intento de corregir ese error.

Aquí queda claro que Eloise no lo sabe todo y ciertamente no sabe lo que quiere Desmond. Es posible que Desmond quiera racionalmente el reconocimiento de Charles Widmore, pero el corazón tiene razones que la razón desconoce. Si Eloise, o alguien, fabricó la línea X, al hacerlo olvidó ese detalle. Nosotros sabemos que Desmond acabará rebelándose. Sabemos que por mucho que Penny no se apellide como su padre, por mucho que esté separada de la vida de Desmond, éste acabará encontrándola.

Y lo sabemos porque así nos han construido los personajes. Es todo lo contrario que la historia de Richard Alpert y su amor, que tuvimos que aceptar como tal. En el caso de Penny y Desmond hemos tenido años para verles actuar. Y ninguno de los dos ha sido jamás pasivo. Desmond intentó una carrera a vela. Penny montó un sistema de vigilancia y luego se embarcó con la esperanza de dar con él. Durante años, en la distancia, sus vidas han estado entrelazadas. Lo hemos visto una y otra vez. Tanto, que los guionistas no tienen que decir apenas nada. Puede sacar a Penny durante cinco minutos al final y ya lo tenemos todo claro. Ulises siempre regresará con Penélope. Es así de simple.

En la línea X Desmond estaba en el avión. Acaban así semanas de elucubraciones. Y en realidad, siempre supimos que la solución al misterio no iba a ser tan simple como: Desmond se mueve con libertad. No iba a ser como si Desmond tuviese el poder de saltar de un línea a otra. Cuando le hemos visto saltar en el tiempo –ya fuese de presente a pasado o de pasado a presente- siempre fue por intermediación de algo. Una fuerza electromagnética en el primer caso, salir mal de la isla, en el segundo. Aunque sí tenemos esas desconcertantes visiones del futuro, como cuando se pegó un episodio intentando salvar a Charlie. ¿Es eso lo que le pasa a Eloise? ¿Estuvo demasiado cerca de una anomalía electromagnética y tiene recuerdos del porvenir?

Pero a lo que vamos. En la línea X Desmond sigue siendo un buen tío al servicio de Widmore. Widmore parece también un buen tío. Exigente, pero no tan serio como la versión de la isla. No es de extrañar. En esa realidad la isla está sumergida y el pobre se ha librado de esa responsabilidad. Tiene los mismos hijos, pero los tiene trocados. Desmond es su hombre de confianza, al que mandas cuando es preciso resolver una situación de lo más delicada. Y nada más bajar del avión, lo envían a recuperar a Charlie Pace, al que detuvieron ya en el mismo avión por posesión de drogas.

Después de que Desmond se refleje en la puerta de la comisaría –que es la marca recurrente de los personajes del mundo X, la indicación de las cosas no son lo que parecen- tiene que entrar en un bar siguiendo al Charlie zombie. Pero no es realmente zombie. Charlie es un iluminado. Cuando se moría atragantado, vio a su amor. A su amor de verdad. Él no sabe de quién se trata, ni siquiera sabe que la mujer iba en el avión, pero nosotros sabemos bien que es una visión de la isla, que brevemente las barreras entre realidades se han abierto y ha visto otro mundo. O quizá, más bien, sus recuerdos se hayan revelado. Quizá simplemente la cercanía a la muerte abriese su cerebro.

Saltemos un momento a la segunda epifanía del episodio; la de Daniel en el museo. Como dice que fue en el museo, y da un par de detalles más, sabemos que se refiere a Charlotte. Pero la naturaleza de la visión es la misma, el amor se revela. Un amor tan enorme que desnuda los secretos. No hay momento cercano a la muerte, pero quizá para Daniel no sea necesario. O simplemente, quizá Charlie hubiese reaccionado igual de haber visto a Claire.

Bien, ya tenemos una palabra de cuatro letras con una “o” que define a la isla.

Desmond le ofrece a Charlie un trato que no puede rechazar. Pero este Desmond, por muy feliz que afirme ser, sólo cree en lo que cree. El trato que le ofrece a Charlie es puramente materialista. Haz esto y las consecuencias materiales serán estas. Haz aquello y serán estas otras. Charlie, cuando ofrece su alternativa, no ofrece realmente nada. Quiere que Desmond vea lo que él vio, algo tan asombroso, tan tremendo, que ya no le importa nada más.

Y lo hace como sabe que le funcionó a él. Con una momento de tensión, con la posibilidad real de morir. Lanza el coche directamente contra el agua.

Sumergirse en el agua es uno de los temas de esta temporada. La isla está sumergida. Sayid y Dogen, acaban en la piscina. Jacob bautiza a Richard en el océano. Y aquí tenemos una secuencia todavía más interesante. Desmond se libera del cinturón de seguridad y sale a la superficie. En ese momento, decide sumergirse voluntariamente –como si fuese un candidato, vamos- a salvar a Charlie. Charlie hace un gesto, que no sabemos si es real o lo imagina, que recuerda a otro de la isla. Y Desmond sabe. Es el momento de la iluminación. Como quien contempla una flor y de pronto entiende la irrealidad fundamental de la realidad, maya se retira durante un momento. Y luego salva a Charlie. Un Desmond se sumerge en el agua y el que vuelve a salir a la superficie es un hombre diferente.

Más tarde en el hospital, después de la doctora comente que su cerebro es extraño, le hacen una resonancia. El campo magnético despierta todavía más recuerdos. Lo que resulta extraño, porque este Desmond no estuvo jamás sometido a ningún actividad anómala, nunca acabó en la isla. ¿Por qué iba a reaccionar así? Pero de la misma forma, el Desmond soldado tampoco pasó por esa experiencia y eso no le impidió saltar a su futuro. Supongo que la explosión de la Swan no le dio sus poderes, sino que activó las capacidades innatas de su cerebro. Posiblemente Desmond ya fuese así.

La conversación posterior con Charlie –previo encuentro fortuito con Jack, que debe salir en el episodio, porque claramente forma parte de la solución final- parece una charla con un iluminado. A Charlie sólo le faltó soltar lo de “the power of love, baby”. El desconcierto de Desmond es cada vez mayor. Además, tal y como yo entiendo el episodio, ese Desmond es el de la realidad X, que no tiene nada que ver –en principio, pero ya se verá cuando descubramos el origen de la línea- con el Desmond original. Es una persona con una vida hasta ese momento (aparentemente) normal que de pronto se topa de bruces con un hecho prácticamente fantástico.

Daniel, por cierto, está muerto en la línea de la isla. Lo digo porque Charlie también está muerto en la línea original e incluso la iluminación de Desmond incluye una repetición de la muerte del músico, un momento especialmente traumático. Eros y Tánatos. Amor y muerte combinados en el mismo episodio, muertos hablando de amor.

Daniel le cuenta lo de Charlotte, su gran revelación al encontrar el amor, su roce con una realidad diferente. Y el amor le sienta muy bien a Daniel, que ahora es músico pero por la noche se pone a garabatear diagramas de física. Lo que le muestra a Desmond parece un cono de luz más o menos modificado. Supongo que no se espera que signifiquen nada, excepto traer a colación a la ciencia, porque de nuevo tenemos esa situación: ciencia y trascendencia combinadas en un mismo personaje. Es más, el chofer de Desmond se llama Minkowski, el nombre del creador del espacio donde el tiempo y el espacio se unen íntimamente, una unión que acaba representando la realidad. Daniel intenta explicar la vida que viven, y su explicación se acerca mucho a la explosión de la bomba durante el incidente, lo que daría a entender, al contrario que Eloise, que la línea X no fue diseñada, sino que fue el resultado de ese proceso. Aunque esas contradicciones aparentes pueden ser dos simples aspectos de una explicación algo más compleja.

Por suerte para Desmond, Daniel no quiere separarle de Penny, más bien todo lo contrario. ¿Sabe Daniel quién es Desmond? Recordemos que en el universo de la isla, Desmond era precisamente la constante de Daniel, su ancla a un momento concreto del tiempo. ¿Sabe todo eso Daniel? Quizá. O quizá no. Después de todo, niega ser capaz de entender el diagrama que él mismo ha dibujado.

El encuentro se ha hecho esperar, pero no defrauda. Porque sabemos que no puede defraudar. Penny y Desmond forman una pareja cósmica. Y el encuentro –que se desarrolla en un espacio conocido, el lugar donde Desmond se entrenaba para dar la vuelta al mundo, un lugar especialmente simbólico para su historia de amor- es literalmente eléctrico. Los dos se dan la mano y entonces…

Y entonces se produce el episodio.

Lo digo literalmente. En ese momento se causa todo el episodio.

En cierta forma, el episodio es la historia de un regreso, de un reencuentro. De varios. Desmond regresa a la isla, a pesar de que Desmond ya había cumplido. Cuando giró la llave de la estación Swan, ya demostró que era el hombre que quería ser. Desde ese momento, sólo fue cuestión de encontrar la forma de volver con Penny. Desmond podría haber vivido tranquilo y feliz de no haber intervenido Daniel, Ben y finalmente Widmore. De la misma forma, el Desmond X regresa al mismo estadio para reencontrarse con el mismo amor. Ahora la situación está invertida, porque es él el que busca, no el objeto de la búsqueda.

Al Desmond de la isla lo meten en una caja que me recuerda mucho a la del origen del Doctor Manhattan. No quiere estar allí, encajado entre dos electroimanes, por lo que está atado y destroza la silla en un ataque de furia. Así debe ser, de la misma forma que atacó salvajemente a Widmore. Debe quedarnos claro el contraste con lo que sucederá después.

Uno esperaría que uno de los dos electroimanes le rompiese el corazón. Sin embargo, eso no es lo que sucede. Lo que sucede es algo más misterioso.

Se produce el instante del contacto.

El Desmond de la línea X, después de quedar con Penny, le pide a Minkowski el manifiesto del avión. ¿Para qué? ¿Qué planea hacerles a los otros perdidos? Mientras tanto, el Desmond de la isla acepta de inmediato colaborar con Widmore. Es más, ni siquiera pide explicaciones. Habiendo alcanzado la budidad, está claro que sabe exactamente qué hacer. Su plan ni siquiera parece depender de estar con Widmore. Irse con Sayid le resulta igual de conveniente. O quizá, sumando dos y dos a partir del episodio anterior, ya suponía que eso iba a pasar. Yo me inclino por pensar que hay algún detalle fundamental que Desmond, cualquiera de los dos, ha comprendido y que a nosotros todavía se nos escapa. Creo que ese detalle es el conocimiento cabal sobre la naturaleza de la línea X.

¿Qué ha pasado con nuestros Desmond? Bien, ahora Desmond es el punto de unión entre líneas. No se trata simplemente de que haya influencias de una línea sobre la otra. No, en este episodios hemos visto un contacto real entre las dos, en la persona de Desmond. ¿Cuál es la naturaleza de ese contacto? Pues yo tengo tres hipótesis, que les ofrezco para que decidan cual es la mejor, aunque conociendo la serie, lo más probable es que me equivoque en las tres. Ya veremos si tuve razón en algo:

1. Desmond X y Desmond de la isla han combinado recuerdos. Desmond X ya sabe quién es Penny, conoce a todos los perdidos y sabe exactamente qué sucedió en la isla. Lo mismo con el Desmond de la isla, que ha comprendido que la línea X posiblemente sea un regalo, o una recompensa. Cada uno por su lado va a colaborar en el plan.

2. Desmond X y Desmond de la isla se han intercambiado. En la línea X tenemos ahora al Desmond de la isla, mientras que el Desmond X está ahora en la isla. Posiblemente también haya compartido recuerdos. Por eso el Desmond que despierta en el estadio está tan absolutamente encantado de ver a Penny (apenas puede evitar la gran sonrisa, de la misma forma que el Desmond de la isla no pudo evitar un temblor en la mejilla antes de atacar a Widmore), y el Desmond del electroimán acepta sin problemas colaborar con el hombre en que confía y con el que lleva trabajando tanto tiempo. Como Desmond en la línea X conoce personalmente a los perdidos, su plan es ponerse en contacto con ellos, de ahí la petición del manifiesto.

3. Desmond X y Desmond de la isla son ahora la misma persona. Básicamente la misma situación que planteaba antes con Eloise. No hablo de un simple compartir recuerdos, sino de algo más fundamental en el contexto de la serie –y que nos quedará más claro en cuanto comprendamos totalmente su metafísica. Ahora los dos Desmond tienen la misma esencia (la misma alma). O quizá la tuvieron siempre, y la experiencia cercana a la muerte del Desmond de la isla (metido en un aparato capaz de freír a una persona) y el encuentro con el amor del Desmond X (amor y muerte es una combinación muy poderosa) han hecho que los dos despierten a esa realidad fundamental. El amor y la muerte nos han dejado a un único Desmond. No, no es exacto, porque siempre hubo uno solo, pero no lo sabíamos.

Esta última posibilidad es la que me resulta más interesante. Si Desmond es el primer perdido en encontrarse en esa situación, podría ser el primero de muchos. Es más, podría ser el final de la serie. Si se produce el gran reset que muchos vaticinan, podría ser que los personajes que conocemos acabasen viviendo en la línea X. Pero es poco consuelo pensar que una versión de ti vive en otro universo (aunque tenga tus recuerdos, cosa que tampoco me consuela demasiado). Pero si hay una esencia en los personajes capaz de coexistir entre universos. Bien, el final podría ser un baño de sangre.

Y a la vez un final feliz.

Amor y muerte.

Anteriormente

Quizá te interese

Categoría: Lost6

Pedro Jorge Romero

Show 17 Comments
  • espejo_s 12 abril, 2010, 12:18 pm

    Bueno!
    Muy bien hilado, hay una cosa que quizás lo hile aún más. El amor descrito en este episodio como acceso a la verdad, una cosa muy platóniana. El amor como via de ascenso del alma del mundo real al mundo de las ideas.

  • enhiro 12 abril, 2010, 12:24 pm

    Yo sospecho de la tercera opción, de hecho creo que el reset se producirá con ahogaillas en la piscina del templo. Por eso Ricardo los tiene que llevar ahí.

  • iago 12 abril, 2010, 3:00 pm

    Primero: Perdon por las faltas de ortografia, tengo teclado Ingles.

    Segundo: Te llevo siguiendo desde que una amiga me comento que escribias sobre Lost y la verdad que no me pierdo ninguna de las reviews que haces de cada episodio. Bravo, me gusta.

    Tercero: Por ponernos un poco quisquillosos voy a comentar algo sobre los reflejos. Dices que Desmond se refleja cuando va andando hacia comisaria en busca de Charlie, pero yo creo que el reflejo significativo del capitulo es cuando Desmond sale al principio del capitulo reflejado en el panel informativo de Oceanic Airlines, y es ahi cuando se pregunta algo hacia si, no te parece?
    Bueno, es que llevo masticando una teoria sobre los reflejos desde que empezo la temporada, y me tienen obsesionado..

    Pero bueno, que el reflejo q comentas, es valido tambien !

    Cuarto: El mejor capitulo de la sexta, a mi forma de entender la serie.

    Muy bueno el sitio, y como comentas los capitulos.

    Un saludo

  • Pedro Jorge Romero 12 abril, 2010, 5:32 pm

    @espejo_s: Tienes razón. Platón y las almas.

    @iago: Muchas gracias por recordarme el primer reflejo. No sé cómo pude olvidarlo. Totalmente.

    Yo creo que los reflejos remiten por un lado al mundo a través del espejo y también al tema del doble.

  • Marcelof 12 abril, 2010, 5:56 pm

    Gran episodio y gran reflexión. Lo único que le faltó al episodio es haber puesto a Sawyer en una de las mesas del bar leyendo Ubik.

  • Pirx 12 abril, 2010, 9:46 pm

    Por si sirve de algo: se nota y se agradece el esfuerzo de escribir estos artículos, que supongo que no es poco. Yo por lo menos me lo paso casi tan bien leyéndolos como viendo el episodio.

    Dos apuntes. Uno, que en algún momento de la temporada anterior, ¿o fue la cuarta? Eloise afirma que, por primera vez en mucho tiempo, no sabe lo que va a ocurrir. Esa frase da a entender que lo sabe porque lo ha visto o se lo han contado, no porque tenga poderes de clarividencia. Alguien le ha contado el futuro hasta cierta fecha, quizás Jacob antes de morir. No es nada raro en una serie donde hemos visto viajes en el tiempo.

    Lo otro es que lo de Desmond se puede definir de forma más fácil como que puede saltar entre líneas mentalmente, igual que antes saltaba en el tiempo.

    No tengo muy claro que la línea X sea un reset. Quizá debería decir que no me gusta la idea del reset O:-) y por eso este capítulo, que la sugiere, me ha hecho rabiar un poco. Por otra parte, creo recordar que Matthew Fox desveló hace unos meses que el final iba a ser triste, “un final para adultos”. ¿Es aún posible que la línea X sea en realidad “anterior” a la original? No parece muy triste que los perdidos derroten al hombre de negro y consigan llegar a la línea X como premio. Más triste sería que decidieran sacrificarse para conservar al cautivo en su prisión, después de que conocieran la situación por Desmond, o quizá Eloise.

    Por cierto que, entre tanta referencia a la cultura popular, se echa en falta una a Tino Casal 🙂

  • jomaweb 12 abril, 2010, 10:09 pm

    Yo, en vista de que los capitulos con Desmond como protagonista son de lo mejor, me he puesto de nuevo “The Constant”, y me he quedado acojonado de como va encajando todo.

    Un ejemplo: el que hace de chófer en este episodio, es el mismo pobre tipo que en el barco las pasa canutas saltando en el tiempo hasta que muere.

    Me da en la nariz que estos guionistas lo tienen todo atado y bien atado desde hace tiempo.

  • Pedro Jorge Romero 13 abril, 2010, 6:21 am

    @Pirx: Si no recuerdo mal, lo dice precisamente en la escena del hospital, después de que hayan traído a Desmond, cuando está hablando con Widmore. Tienes razón en que ese comentario es muy enigmático.

    A mí la idea del reset no me gusta. Mi esperanza es que hayan inventado algo mucho más divertido. Ya veremos.

    Una referencia a la canción hubiese estado bien. No me vino ninguna a la cabeza, es verdad. Un fallo 🙂

    @jomaweb: Hay muchos aspectos que, en sus líneas generales, estaban pensandos. Otros se nota que los han encajado como han podido. Supongo que una serie de televisión no la puedes tener completamente pensada con años de antelación y debes dejarte espacio para maniobrar. Pero sí, es asombroso en ocasiones lo bien que han pensado algunas cosas.

  • markelmalvado 13 abril, 2010, 1:40 pm

    Sinceramente, quiero darte la enhorabuena por estos análisis de Lost, me parecen los más meditados y reflexionados que he leído en estos años; resultan muy completos en cuanto en tanto tratas de zambullirte profundamente en las cuestiones de guión que no resultan tan obvias; pienso que son coherentes y “objetivos” al máximo; se agradece que no estén empañados de fanboyismo y sobre todo que especulen con cosas que nos han sido mostradas en los capítulos y no especules en base a inventivas de tu imaginación.

    Ahora mismo, la serie está en un punto límite; tengo una sensación muy extraña con el capítulo de Desmond; por una parte, parece que Lost vuelve a donde funciona mejor, la pseudo ciencia, pero por otra tiene una gran carga de cualquiercosapuedepasarsijacobtetocasuciaolimpiamente que siempre justificará cualquier evento. En esta otra parte, la mitológica, sin mito ni lógica, los guionistas encuentran un peligroso aliado para la justificación ad-hoc; por ejemplo los números, que finalmente se revelan como grados en una circunferencia, que previamente pertenecen al orden en una lista; o la inmortalidad de Richard.

    Y eso me preocupa, porque ahora cualquier cosa puede ser posible. Y con cualquier cosa me refiero absolutamente cualquier cosa, como que los Losties fueran las aceitunas de la mortadela.

    Al ver este capítulo, con su Eloise sabiendo qué ocurre, y con su Desmond siempre siendo un sujeto pasivo, he tenido que revisar “Flashes Before Your Eyes”, para darme cuenta de que son el mismo capítulo en una progresión narrativa en la que nunca me ha dado la sensación de que Desmond sepa más; siempre sabe lo mismo: nada; hasta este preciso momento, donde como bien apuntas, Desmond ha sufrido una epifanía y no necesita que nadie le diga; parece, que por primera vez Desmond asume su esencia/alma y vive para él, por él, y no para los demás.

    Que puede parecer una tontería pero el camino de Desmond, siempre ha sido el de ser para los demás, nunca para el mismo.

    Lo que Desmond sabía en “FBYE” y en “The Constant” respecto a su condición, sólo parecía repercutir a una dimensión y tiempo concretos; la dimensión en que vivían y el tiempo inmediato que les afectaba. Lo de repercutir es importante, porque Desmond sólo se movía en una línea, hacia delante o hacia detrás en el tiempo, pero siempre en la misma línea dimensional.

    En “FBYE”, era Eloise quien le decía esto y aquello sobre su condición, y en “The Constant”, era Daniel; aquí en cambio, optan por la vía bastarda. Eloise, en modo dejar con el misterio y la intriga, habla del QUIÉN, y Faraday habla del CÓMO, con un misticismo así de barra de bar que siempre se lo cree uno a medias. Supongo que para alguien como Desmond, que un premio Nobel o un borracho venga a explicarle cosas sobre la teoría de cuerdas no debe suponer mayor diferencia; puesto que Desmond, es el personaje que más capacidad de adaptación tiene, es, de los personajes, quien mejor ha sabido adaptarse al continuo cambio que ha sufrido.

    Desmond funciona de una manera mucho más versátil que el resto de personajes, quizás por ello es quien es capaz de cambiar, porque Desmond siendo el más sumiso de todos ellos, es quien activamente ha hecho más por remediar su situación. Ha cogido el toro de su destino y le ha hecho un que te foca.

    Hay un problema raíz en Lost, por el cual nadie puede conseguir predecir con precisión un final o un desenlace tal o cual. Lost se construye con lo que no hemos visto, no con lo que nos han mostrado. No es que Lost tenga un guión incierto; tiene una construcción tramposa, que impide que uno pueda asentarse con seguridad y decir A es A y por tanto B; porque no está claro que A sea A dado que A, es un conjunto, no un fragmento.

    Y ahora mismo, estamos en ese momento, a 5 capítulos de que se termine, sin saber muy bien que va a pasar. Desmond podría ser la clave de todo; pero también Vincent, o Adan y Eva, o Joop, o Annie, o el templo, o la comida que cae en la isla, misteriosamente una vez en la vida; porque con Lost, mientras más claro lo tienes, más posibilidades hay de que sea de manera contraria a lo esperado.

    Para saber hacia dónde vamos, tenemos que saber qué es la LTA, pero sobre todo cuándo empieza. El cuándo es sumamente importante. ¿La LTA es siempre?, ¿es causada por la liberación de energía de Jughead?; ¿el hudimiento de la isla está causado por Jughead?. Esta última pregunta es clave para determinar dónde empieza la LTA; por ahora, si partimos de la base de que Jughead explotó y hundió la isla, tenemos que suponer que la LTA, no está originada por esta acción, puesto que en ese momento, Ben, Widmore, Eloise, y alguno más, se encontraba en la isla; y estos personajes, se encuentran en la LTA, lo cuál, obviamente, no habría sido posible de hundirse la isla al momento de explotar Jughead.

    Además, hay que sumarle el hecho, de que nuestros losties, se encuentran en su presente en la isla, en su propia realidad, la isla, tampoco podría haber sido hundida por Jughead, porque ese pasado, termina precediendo a su presente isleño.

    En la LTA, la isla, está hundida, pero vemos que en ella, hay muestras plausibles de civilización, por tanto, la isla se mantuvo durante un tiempo emergida; pero seguimos sin saber cuándo fue ese tiempo. Probablemente, en algún momento posterior a que los Ben y Padre and Co, abandonaran la isla.
    Hay que sumarle, en lo particular y referente, a Desmond y a su situación, que aún no sabemos qué ocurrió cuando giró la llave, ni sabemos qué eran esas luces moradas y ese ruido que les ensordeció a todos durante unos instantes en la season finale.

    Volviendo a este tema, pienso mucho sobre el sacrificio. Y el destino. Si en la isla, se encuentra el mal aprisionado, en constante acecho para escapar, no sería mejor destruir ese mal y acabar con él de una vez por todas. ¿Podría ser que la misión* de Desmond, fuera destruir la isla, y que la LTA, sea el “premio” por haberla destruido?. Destruir, para crear. Apocalipsis. Génesis. JesusDesmond Superstar.

    Y lo que dices del pathos del amor y muerte cobraría todo el sentido del mundo (si sabes la lista de episodios, sus títulos te darás cuenta de muchas cosas).

    Sin embargo, de esa conexión Desmond X – Desmond que hemos visto, y que analizas, en lo que más pienso es que se produce con un desfase de 3 años. En la LTA es 2004, y la LTO es 2007. Si la LTA es realmente Alternativa/Paralela, Charlie, aún tardará 3 meses en morir. Charlie, apenas conoce a Claire desde hace 24 horas. De hecho, el Desmond de siempre, está a más de 30 días de conocer a los Losties,
    y puesto que Desmond es el único a quien hemos visto con una, resumámoslo a lo Chanante, Mente Cósmica, ¿cómo es que Charlie tiene pregnancia de la LTO?.

    Volvemos a lo mismo, de lo que NO sabemos ¿qué es lo realmente relevante para el devenir de los acontecimientos?. ¿Qué fragmento nos capacita para los siguiente?

    *Su misión también podría ser construir una cometa mágica de la fortuna que los sacara a todos de la isla, y les hiciera felices. O girar la rueda para que saliera el confeti milenario de los sueños que hace que todos tus deseos y anhelos se hagan realidad… podría ser cualquier cosa.

  • Rodolfo 13 abril, 2010, 8:14 pm

    Primero que todo felicitarte por el sitio y por los articulos supremamente interesantes.
    No soy un intelectual como ustedes pero veo Lost desde su primera temporada y apesar
    de que soy el unico en la casa que la sigue viendo por que a los demas les dio rabia por que no la entendian
    y no la volvieron a ver, yo creo que es una de las historias mas cautivantes, misteriosas, e interesantes que jamas hayan contado,
    y lo digo por que estamos acostumbrados a series que van en linea recta donde lo unico que cambian son los acontecimientos y los
    lugares, viendo con cuidado es raro ver como despues de la quinta temporada de Lost salgan series como Flashforward que trata de saltos en el tiempo
    o que otras series incorporen eso en sus historias, eso demuestra y ounque algunos no les guste que serie como Lost nunca ha habido, y tal ves no
    la habra. Por otro lado creo que a seis o siete episodios para el final a los creadores les va a quedar dificil satisfacer a todo el mundo, en primer
    lugar contaron y tramaron una historia que con el tiempo y tal ves sin darse cuenta les quedo muy grande y con muchas cosas que tal ves no necesiten explicacion
    pero si necesitan que sean abordadas en un eisodio, por ejemplo todo el asunto de la maldad enserrada teniendo como tapon un lugar fisico en
    un punto misterioso y exclusivo del planeta, eso nadie se lo veia venir y deja muchas inquietudes que no creo sean resueltas al final, y por otro lado
    en las primeras temporadas se hace enfasis en los personajes que a fin de cuentas y no nos engañemos son idiotas utiles que nunca saben que diablos esta
    pasando, son incredulos, materialistas algunos y parece que van a descubrirlo todo pero al final, que son individuos escogidos para realizar una labor
    tracendental o no tanto en una isla que sirve como contenedora del mismisimo demonio, es como la compañia de los hombres de negro solo entran
    los seleccionados y despues de que entran su pasado no importa.
    De todas formas los aspectos que aqui se comentan son los que cautivan al televidante y soportan la serie.
    Y por ultimo y nunca he visto que se mensione a qui, ¿Soy el unico aburrido con la muerte del personaje mas querido de todos Jhon Locke?
    Queda claro que el pobre ounque con su amor a la isla y su condicion de candidato solo fue victima del plan del hombre de negro para llegar a jacob
    pero creo que este ultimo debio valorar todo su amor por la isla y sus deseos de entenderla y darle el trabajo antes de que el otro hiciera lo
    que quisiera con los candidatos e inclusive asta con el tiempo.
    Me gustaria que si hay alguen tras jacob y su nemesis, un dios superior o algo, incorporar en su persona a Jhon y dejarlo como
    el duro de toda la isla, pero eso solo dibagando entre posibilidades, si aron (como se escriba) es el que completa la trinidad, deberia incorporarse
    el alma de Jhon cuando este cresca, manifestarse y manejar de una ves por todas la isla.
    En cuanto al final creo que me gustaria que como ya se dijo la linea X desapareciera, igual parece que no es el universo en el que los personajes deberian estar
    y que despues de que se derrote al hombre de negro(ounque me gustaria mas que este saliera a ver que) se muestre como todos encajan en su
    lugar a cumplir con la labor para que fueron escogidos, por ultimo creo que el remplazo de jacob esta entre Jack y desmond los demas que se repartan los camellitos
    que quedan de perro faldero, e investigadores de la isla.
    Perdonaran la ortografia pero soy un simple estudiante mediocre je je.

  • Pirx 13 abril, 2010, 9:37 pm

    @markelmalvado: nos avisaron de que Lost va sobre gente que tiene obrar con información incompleta (como nosotros mismos) con eso de que Locke y Hume tengan los apellidos de los dos más famosos empiristas británicos. Hace poco hemos visto además a Jacob decirle a Richard que no quiere (quizás no puede) dar a los isleños información sobre qué hacen allí.

    También vamos viendo como personajes que antes nos parecían omniscientes realmente no sabían tanto, como Ben. ¡Es alucinante ver cómo todos van siguiendo lo que les dice quien parece saber un poco!

    Sobre Jughead Faraday da una explicación bastante directa: su intención no es hundir la isla, sino precisamente impedir que se libere catastróficamente la energía por la perforación de El Cisne. Se supone que en la LTA no ha habido Jughead, pero sí perforación y la isla se ha hundido. Eso también puede significar que el hombre de negro ha escapado. No hemos visto sus efectos en la LTA, pero podrían estar por venir.

    Lo de la comida se explica por lo que pasó después de Jughead. El tipo aquel de Dharma con tan mala leche (no me sale el nombre ahora, ¿era Stu?) gracias a Jughead tuvo tiempo de crear el dispositivo de contención (aquel en que Desmond introducía los números) que funcionaba como una burbuja temporal cíclica que impedía los nacimientos (Ethan nació en la isla antes de Jughead y Aaron después de la implosión de la escotilla). El paracaídas con la comida estuvo en un limbo temporal hasta que Desmond tuvo que girar la llave, después cayó. Repasa la cronología y verás que todo coincide.

    Lo de que pueda pasar cualquier cosa, personalmente creo que las explicaciones básicas las tenían pensadas desde el principio, como decía Jomaweb. ¡El humo negro sale en el primer episodio! Si no fuera así, les hubiera sido imposible cuadrar tantos detalles que ahora vemos que encajan.

  • markelmalvado 13 abril, 2010, 11:18 pm

    @Pirx:

    Pero… a ver, Desmond, no gira la llave hasta la season finale (S2x24); y las provisiones, caen en Lockdown (S2x17), varios capítulos antes del suceso de giro de llave.
    Si lo relacionas con el hecho de que Desmond, no pulsara el botón, cuando se produce el system failure que provoca el accidente; existiría un lapso de tiempo de 41 días. Quizáshabría que reformular el planteamiento.

    Respecto a que Faraday es claro, no veo la relación. Faraday, siempre habla sobre una base teórica; no tiene claro qué sucesos podrán desencadenar la liberación de la energía, en lo que Faraday es meridianamente claro al aclarar que tanto podría ser que funcionara, como que no funcionara; y en caso de funcionar, no aclara cómo podría funcionar.

    En la LTA, no se supone nada, porque no sabes cuándo empieza, sólo sabes que en la LTA, también está la Herbert Jablonski, pero hundida. No sabes cómo se hunde la LTA; de hecho, siendo la isla, un sitio con volcanes; es casi menos arriesgado proponer que se hunde por causas naturales; cosa, que así a priori, por cuestiones prácticas narrativas, debemos siquiera plantearnos.

    El humo negro, NO sale en el primer capítulo. En todo caso, suena. Bien podría ser un tiranosaurio, un lemúr cabreado o Joop; de hecho, de siempre se han identificado al menos 2 ruidos distintos. Uno, que visualmente hemos podido identificar como el humo negro y otro, que aún no ha sido identificado visualmente… como los susurros. Que en principio, todos compramos como que era el sonido provenientes de las conversaciones que los losties mantenían mientras saltaban en el tiempo.

    Respecto a Lostzilla, siempre he querido que fueran nanorobots descontrolados, de eso que denominaban el Sistema De Seguridad. No perderé la esperanza hasta el final; sin embargo, me queda la duda de si los guionistas viendo foros, se dieron cuenta de que la gente se mostraba bastante discorde respecto a una explicación de este calibre; eso y la influencia de Presa de Michael Chricton, podrían haber sido determinantes para un cambio del guión.

    Es posible, que hubiera un trazado general; pero hasta donde hemos visto, la historia habría transcurrido del mismo modo sin la necesidad de incluir visualmente a Jacob; porque hasta la season finale Jacob sólo era un nombre y funcionaba, y esas implicaciones que metieron con calzador respecto a su presencia en la vida de los Losties, se las podrían haber ahorrado igualmente y seguir la historia su curso, porque hasta donde hemos visto, lo que determina todo este giro dramático que provoca las realidades, es que Ben girara la rueda; su lucha por el control de la isla, y su conflicto con Widmore.

    El generador del conflicto, no es Jacob. En todo caso, justifica la progresión de la historia en esta sexta temporada, dicho de otro modo, es una excusa para poder cerrar la historia. Pero me juego a que funcionaría igual de bien; porque la llegada a la isla de los losties, ya estaba justificada al ser Desmond quien se atrasó con su labor de pulsamiento del Botón al ir en busca de Kevin Ilman; ésa era la única justificación que se necesitaba, era un capítulo cerrado de la historia. Ya tenía todo el sentido que necesitaba la llegada de los losties.

    De hecho, pensar que Jacob hizo que los losties se estrellaran en la isla, sin importarle las desgarradoras muertes del resto de pasajeros del 815, deja a Jacob en un lugar bastante penoso; además, no tiene mucho sentido que Jacob vaya atrayendo sistematicamente gente a la isla para dejarlos a merced de Flocke-Lostzilla; a quien por otra parte, quiere convencer de la bondad de los seres humanos. Es como si eres celíaco y por mucho que te quieran dar a probar el pan, sabes que el pan se comportará de un modo bastante joditivo en tu organismo.
    Lo cuál, me lleva a pensar que Jacob es la idea feliz de los guionistas para cerrar cualquier misterio que quieran; o bien la respuestas es porque sí, digo porque Jacob, o bien se justifica mediante los viajes en el tiempo/dimensiones paralelas/paradojas temporales/etc. No hay un tratamiento profundo de la resolución de los misterios; te paso un artículo de El País, porque pienso que sirve para ilustrar lo que pienso:
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/nuevo/lenguaje/ficcion/fascinante/coherente/elpepisoc/20100327elpepisoc_1/Tes

  • Pirx 14 abril, 2010, 2:05 am

    @markelmalvado:

    Lo de la comida, puede que fuera tras el fallo de Desmond, no por el giro de la llave, me has hecho dudar. Pero el paracaídas no se ve caer, así que no hay lapso que explicar. Tampoco me parece un asunto tan importante. Quizás quede de Dharma la infraestructura suficiente para enviar la comida. Kelvin no parece ser de Los Otros y Ben tiene un desdén considerable por el sistema de El Cisne.

    Si no estás seguro de que lo que se oye en el primer capítulo es al monstruo de humo, después de todo lo que se ha visto y oído, yo no me veo capaz de convencerte, que tampoco es mi intención: me parece más interesante que cada uno piense lo que prefiera y haya variedad.

    También es difícil, no ya convencer, sino siquiera hablar del argumento, si no distinguimos lo que vemos que ocurre de lo que los personajes dicen (pueden mentir) o piensan (pueden equivocarse). Es Rousseau quien llama “sistema de seguridad” al monstruo. Eso es una elucubración suya, pero ¿qué sabe ella? Por cierto, ya que hablas de nanobots, a mí (cosas del “nick”) me recuerda a esta novela:

    http://en.wikipedia.org/wiki/The_Invincible

    Lo de Faraday no estoy seguro de entender lo que me dices. Yo contestaba a tu pregunta de si Jughead había hundido la isla. La isla está hundida en la línea donde NO ocurre lo de Jughead y Daniel es músico. En la que sí ocurre, la isla no se hunde y el que tiene la idea de detonar la bomba y afirma que sabe lo que hace (que efectivamente lo sepa o que nos lo cuente es un asunto distinto) dice que hay que hacerlo para evitar una catástrofe.

    De hecho, yo no creo que lo supiese todo. Él piensa que se puede evitar la necesidad del sistema de contención de El Cisne y el accidente del Oceanic 815. A mí me daba la impresión de que la detonación lo que hace es dar tiempo para que se construya ese sistema. Pero igual me equivoco y es verdad lo del “reset”.

    Las explicaciones sobre la serie en general (hablamos de esto la semana pasada) pueden ser de lo más variado. No se puede juzgar si serán buenas o malas hasta que no las tengamos. Mientras tanto sólo podemos juzgar nuestras propias especulaciones, no la idea de los guionistas, que desconocemos. En eso, el artículo de El País tiene trampa. ¿Puede resultar todo un fiasco? Pues sí. O no. O yo qué sé 🙂

    La verdad es que me lo he pasado tan bien con la serie y sus personajes que me parece secundario si Jacob es un dios, un extraterrestre, un viajero en el tiempo, una IA o un astronauta que atraviesa un infundíbulo cronosinclástico. Y se me ocurren varias explicaciones coherentes. No dudo que los guionistas tengan una.

  • Aurelio 14 abril, 2010, 3:03 pm

    Estupendo artículo. Gracias por este exhaustivo análisis de las posibilidades que nos ofrece la serie en este momento. Desde hace tiempo he vislumbrado en el desarrollo de la serie algunas referencias a la filosofía budista, desde las más obvias como Dharma a otras más sutiles como la ilusión fundamental que es la realidad. La metáfora de la iluminación de Desmond es espectacular. Me quedo impaciente por ver los próximos capítulos como me pasaba antes. Como dices, esto es Lost en todo su esplendor.

  • Rodolfo 15 abril, 2010, 11:16 pm

    Es cierto lo de que Lost hace alucion a la cultura budista y a otras lineas del hinduismo, el dharma, el 108 que es el numero de vidas que cada persona posee segun el budismo, la reencarnacion o suplantacion de cuerpos, las manifestaciones, las epifanias, la idea de hayar el destino despojandose de todo lo material, entre muchas que se me olvidan.
    Sera que todo viene de la mente de los creadores o talves la historia esta basada en algun relato antiguo budista o hinduista que cuenta como existe un lugar especial en el planeta el cual sirve como punto de equilibrio entre los mortales y los dioses en el cual los dioses juegan con los destinos de los hombres?
    Pero que mal informado esta el universo de Lost en cuanto a la realidad de las personas.
    Que va ha pasar si el mal escapa, ¡pues nada! si ya todo mundo esta impregnado de maldad, mas maldad para donde o es que en Lost los pobres terricolas que viven fuera de la isla son angelitos inofencivos. Esa parte si esta como enredada.

  • krumper 17 abril, 2010, 12:36 pm

    Has visto la película “La noche del demonio”(1958) de Jacques Tourneur? quizá encuentres algo revelador sobre el Humo Negro.