Lost, 6ª temporada, episodio 8, “Recon”

Cuentan que un emperador chino encargó al mejor pintor de su reino que le pintase un cangrejo excelso. El pintor aceptó, con la condición de recibir un palacio, riquezas y cinco años de tiempo. Cumplido el plazo, el emperador se dirigió al palacio para recoger su encargo. El pintor se disculpó y aseguró no haber tenido tiempo, solicitándole cinco años más. El emperador aceptó y esperó pacientemente. Pasado el tiempo, el emperador se dirigió de nuevo al palacio. El pintor, al verle entrar, cogió el pincel y de un único trazo pintó el mejor cangrejo que se hubiese visto nunca.

Algunos dicen que la historia manifiesta la necesidad de la preparación, la conveniencia de pensar las cosas antes de hacerlas. La verdad es que yo creo que demuestra que el hecho de que un individuo sea un charlatán y un aprovechado no significa que no sepa pintar un cangrejo espléndido.

¿Qué tiene que ver esto con Lost? La verdad es que nada. Simplemente, quería entretenerte antes de soltarte la consabida cantinela de: no leer lo que viene a continuación a menos que hayas visto el episodio en cuestión.

Es precisamente Miles el que plantea la pregunta: ¿Quién es Sawyer? Miles siempre tan perceptivo, aunque sea de casualidad, aunque sea para descubrir dónde hay diamantes enterrados. ¿Tienes poderes Miles X? Asumo que no. Hasta el momento, la línea X ha sido como cualquier otra serie de televisión que aspire al realismo, es decir, que omita cualquier elementos fantástico por rocambolescas e increíbles que sean las peripecias de los personajes: por ejemplo, acostarse con una sospechosa minutos antes de detenerla (predigo que en el juicio la defensa se lo va a pasar de fábula). Uno podría argumentar que la línea X es Lost sin la isla y que eso demuestra su carácter totalmente ficticio (que efectivamente lo es, al menos en nuestro mundo).

Volvamos con Miles.

Parece llevarse bien con su padre. Lo último que supimos de él fue que seguía en la isla, rodando esas extrañas películas de orientación donde se hacía de todo menos orientar a nadie, agarrándose el brazo prostético. Como es evidente que en el mundo X la isla está sumergida, y como sabemos que la iniciativa Dharma existió, podemos asumir que si el padre de Miles trabajaba en la isla, le dio tiempo a salir de allí. Eso, claro, si su padre es el mismo Pierre Chang que conocimos, ya que el apellido de Miles es otro, aunque es posible que simplemente use el apellido de soltera de su madre.

Miles se lleva tan bien con su padre que éste no duda en recomendarle chicas para que las junte con sus compañeros de trabajo (¿Miles ya tiene novia?). Es otra relación padre e hijo resuelta en la línea X, cuando en la isla era un absoluto desastre. Aunque en la isla esa relación se arregla un poco. Es decir, en la línea X Miles parece tener con su padre –si se trata de la misma persona- la relación que podría haber tenido en la isla si el Incidente no se hubiese interpuesto.

Lo que resulta llamativo, porque algo similar sucede con el resto de la línea X. Miles y Sawyer convertidos en policías es algo que ya habíamos visto, algo que ya había sucedido en la isla. Enviados al pasado, integrados en la iniciativa Dharma, Sawyer y Miles se convierten en policías, en protectores de la pequeña sociedad levantada en la isla (quizá la última de muchas). Y parecía incluso que se les daba bien, que sus instintos de criminales habían dado paso a un cumplimiento razonablemente estricto de las normas. Por tanto, es interesante que la línea X decida mostrarnos algo que ya había aparecido en la serie. Sawyer policía no es muy diferente al Sawyer jefe de seguridad de la Iniciativa Dharma. Tal es así, que ya desde el principio se referencia el nombre del sheriff de Dharmatown.

Excepto por un detalle crucial.

El Sawyer de la isla se convirtió en policía cuando ya había cumplido con su misión. Libre para reinventarse una vez más, liberado de la carga de Anthony Cooper y de lo que sucedió con sus padres, Sawyer se metamorfosea en LaFleur, se transforma en un hombre cumplidor de las leyes, riguroso en el procedimiento, en un hombre reflexivo. Incluso es capaz de establecer una relación estable con Juliet. En cierta forma, Sawyer había muerto, porque no era más que una máscara para un propósito, una máscara que se podía desechar sin problemas; después de todo, una vez cruzado el río no tiene sentido cargar con la barca. Sólo fue el regreso inesperado de los otros perdidos lo que obligó a LaFleur a morir y forzó el regreso del Sawyer que ya conocíamos. Un regreso fatídico, porque precipitó una cadena de acontecimientos que hizo que Sawyer perdiese todo lo que LaFleur había logrado.

El Sawyer de la línea X no lleva ese nombre, usa su nombre real de Ford, pero sigue siendo Sawyer: un hombre obsesionado con un hecho del pasado. Un hecho que implica a sus padres y representa un profundo trauma de infancia. En la línea X, Sawyer, como explica él mismo, es policía como podría haber sido un criminal, lo que da a entender que esos papeles no son más que máscaras –como ser jefe de seguridad de Dharma- convenientes, perfectamente intercambiables si las circunstancias lo exigiesen. El Sawyer real, el núcleo de su personalidad, vive en una carpeta llena de fotos y recortes de periódico y es un niño que a los 11 años perdió a sus padres por una razón insensata y brutal.

Y es un Sawyer que sigue buscando a Anthony Cooper. ¿Es el padre de Locke? Es interesante, porque en la línea de la isla el padre de Locke le robó a su hijo un riñón y luego lo tiró por una ventana. Sin embargo, en la línea X, Locke parece llevarse la mar de bien con su padre e incluso tiene una foto suya en su cubículo (claramente visible cuando le despiden). ¿En qué momento abandonó Anthony Cooper su vida de criminal? Y si no lo hizo, ¿en qué momento decidió que era hora de tratar bien a Locke? En cualquier caso, la búsqueda de Sawyer le llevó a Australia, aunque no queda claro si allí mató a alguien o no. Pero, ¿es Anthony Cooper como Sawyer, un criminal capaz de convertirse en persona respetable si es necesario?

Miles no tendrá poderes, pero mira que es insistente. No sólo descubre que realmente Sawyer fue a Australia sino que encima obliga a su compañero a mirarse a un espejo (otro más). ¿Qué refleja el espejo? Pues refleja a Sawyer, un hombre tan marcado por su trauma de infancia que expulsa de su vida a todo el que se acerca a su yo real. Que es lo que le pasa a la pobre Charlotte, cuando la noche antes se puso a rebuscar -¿deliberadamente?- en una gaveta y dio con la carpeta, dio con el Sawyer de verdad (y con alguno de sus libros, entre ellos, Watership Down). A la pobre la echan a la calle en plena madrugada, lo que suele ser un impedimento para mantener relaciones posteriores.

¿Por qué Charlotte, por cierto? ¿Qué hace ella en esta historia? No tengo ni la más remota idea. No sé qué hace ese personaje en la línea X. En la realidad original, Charlotte es niña de la isla, igual que Miles, aunque no parece tener poderes. Si los perdidos estuvieron también en el pasado de la línea X –si intervinieron en el Incidente- entonces Charlotte conoció también a LaFleur, lo que da un tono algo siniestro a su relación en la línea X. Por otra parte, si ése es el caso, y el padre de Miles es Pierre Chang, entonces éste también conocía a LaFleur. ¿Es pura casualidad que enviase a Charlotte? ¿Sabe que Ford y Sawyer son la misma persona? Quizá sea demasiado elucubrar. Lo más probable es que simplemente fuese una de las pocas mujeres con las que Sawyer no se había ido a la cama. Lo que me hace temer cualquier futuro episodio con Rose y Sawyer.

¿Quién iba a pensar que Sawyer aceptaba consejos vitales de La casa de la pradera? Pero ahí le tenemos, sólo en su piso, preparándose una ignominiosa cena de microondas (la cena de microondas es la metáfora que se emplea en las series de televisión para indicar que una persona vive una vida solitaria y alejada de cualquier conexión real con otro ser humano; se emplea habitualmente cuando los guionistas no tienen tiempo de dejarlo claro de alguna otra forma), habiendo perdido a su compañero, mira como una niña habla con su padre. No es que diga nada especial, sólo que la vida no se puede vivir atrapado en un momento del pasado, pero parece ser más que suficiente para Sawyer. Con una girasol en la mano -¿por qué un girasol?, ¿es otra referencia a Apolo?- y cerveza, vuelve a hablar con Charlotte. Y Charlotte le manda a donde se merece, porque ha perdido su oportunidad.

Pero no la ha perdido con Miles, así que se lo cuenta todo. Le da la carpeta. Y es cuando Miles hace la pregunta, que se responderá casi de inmediato. Sawyer es un tío que aspira a matar a Anthony Cooper en cuanto lo tenga delante, cosa que Miles –policía que es ahora- no puede permitir. Es curioso como la revelación de Sawyer, cuando muestra quién es en realidad, el núcleo fundamental de su persona, le coloca automáticamente en oposición a Miles. Es un acto de confianza, de sinceridad, que le crea no necesariamente un enemigo, pero sí un antagonista inmediato. Un poco como Jacob y Flocke, donde uno quiere impedir que el otro haga algo. Jacob había definido a Flocke como su amigo y sin duda Miles sigue siendo amigo de Sawyer. Pero eso no quiere decir que tus amigos siempre hagan lo correcto.

Aparece Kate por cierto, en una persecución de serie de televisión. Y Sawyer acaba reteniéndola contra unas rejas. Considerando que en la isla se toman la molestia de mostrarnos a Sawyer visitando las jaulas de los oso de la iniciativa Dharma y le vemos acariciando el vestido que llevaba Kate, asumo que debemos apreciar el paralelismo: Kate ahora está retenida y también está en manos de Sawyer. Hay cosas que nunca cambian en el multiverso.

El episodio se llama “Recon”, es decir, irse por ahí a ver qué hace el enemigo. Y algo de eso hay, porque Flocke le envía a la isla Hydra a mirar qué fue de los pasajeros del vuelo Ajira (o eso le dice). Después de pasar por las jaulas, Sawyer llega hasta el avión (¿realmente el plan es hacer volar esa cosa?) y se los encuentra a todos muertos en una especie de fosa común, de una forma que recuerda a la fosa común donde reposan los restos de Dharma. Todo apunta a que alguien más está más que dispuesto a matar a todo el que se ponga por delante. Podría ser Widmore, que convenientemente anda por ahí con su submarino y sus machotes armados. Podría ser Jacob, habiéndoselo ordenado a Widmore. Aunque yo más bien me inclino por los guionistas, que así se libran de un montón de personajes potencialmente molestos con los que habría que lidiar en algún momento. La serie ya tiene demasiadas bolas en el aire como para preocuparse de cien más.

A Sawyer lo capturan, o se deja capturar, y lo llevan al submarino a conocer a Widmore. Es curioso que siendo un individuo aparentemente tan importante, tan pocos personajes de la serie le conozcan. Sus apariciones han sido esporádicas, pero cada vez más importantes. Hasta ésta, en la que parece ser uno de los factores claves de la serie. Pero, ¿de qué lado está? Considerando que sus hombres parecen estar levantando una verja sónica muy similar a la que usaba la Iniciativa Dharma, podemos asumir por ahora que no está del lado de Flocke. Es más, incluso Flocke parece sinceramente sorprendido de su presencia. ¿Significa eso que es parte del grupo de Jacob? Estaría bien, porque eso volvería más grises a los principales actores de este drama. Vamos, después de Keamy, es difícil creer que Widmore sea uno de los buenos.

¿Qué hay en la habitación cerrada? No se me ocurren más muertos que se puedan sacar de la chistera; o mejor dicho, hay muchos muertos a recuperar, pero ninguno lo suficientemente importante para tenerlo guardado bajo llave. Quizá Desmond vivito y coleando. Aunque probablemente sea un objeto extraño, muy importante, que hemos visto un par de veces a lo largo de la serie y al que jamás prestamos atención. O quizá sea un cargamento de chocolatinas Apollo. Hurley quedaría encantado.

“Recon” se llama, pero yo prefiero leerlo “engaño, reengaño y contraengaño”, porque a eso se dedican Sawyer y Flocke, sobre todo el primero. Los dos mienten diciendo la verdad, porque recordar las mentiras es mucho más complicado. Sawyer probablemente engañe más, diciéndole a cada uno lo que quiere oír. Claramente ha entendido que Widmore y Flocke están en oposición y planea enfrentarlos. Sin duda Widmore tiene un plan, pero su lugar en la jerarquía parecía ser el mismo que el de Ben, y Ben no se enfrentó demasiado bien a Flocke. Quizá tras esa puerta cerrada se encuentre algo que ayude a reestablecer el equilibrio, algo que pueda enfrentarse a Flocke en igualdad de condiciones.

El plan de Sawyer, digo, es enfrentar a los bandos entre sí, para lograr así la oportunidad de escapar. Y escapar por medio del submarino, y sacar a Kate de la isla. Es deliciosamente irónico y quizá incluso romántico. Al no dejar que Juliet subiese al submarino, Sawyer fue indirectamente responsable de su muerte. Ahora, está dispuesto a salvar a una mujer subiéndola a un submarino. Quizá piense que salvando a alguien, a cualquiera, redimirá parte de su culpa.

Estoy convencido de que Terry O’Quinn se levanta todas las mañanas dando gracias a los dioses de la isla por haber hecho que los guionistas le diesen la increíble oportunidad de interpretar a dos personajes diferentes en la misma serie. No a una versión alternativa del mismo personaje, sino alguien con una personalidad diferente, con objetivos diferentes y con un pasado diferente. Lo mejor que le pudo pasar a ese actor fue que su personaje Locke muriese para que Flocke pudiese adoptar su apariencia.

En este episodio, lo mejor son las intervenciones de Flocke. Qué personaje tan genial y qué bien lo lleva Terry O’Quinn, con esa combinación de vulnerabilidad, seguridad absoluta, pasado remoto y poder bajo la superficie. Un personaje enigmático muy difícil de situar. Cuando arranca este episodio todavía está fresca la matanza del templo, pero, como me han señalado en comentarios anteriores, esa masacre no es más que un paralelo a la que los Otros –presumiblemente por orden de Jacob- ejecutaron sobre la Iniciativa Dharma. Pero a continuación Flocke promete proteger a los supervivientes. ¿Por qué? ¿Qué sentido tiene matar a unos y dejar vivos a otros? ¿Hay algo en su mera existencia, en sus filiaciones y fidelidades, que afecte a la isla? ¿Plantea alguna diferencia que una simple persona esté o no de su lado? Digamos, ¿un efecto psíquico sobre la isla?

Lo más interesante de Flocke es que parece ser sincero. Es decir, no dudo que mienta –como mintió a Sawyer- cuando le conviene, pero en general parece estar diciendo la verdad, incluso admite sus mentiras cuando es evidente que no contó la verdad y lo hace con tranquilidad (al contrario que Ben, que siempre se pone nervioso al reconocer que miente). También parece sincero cuando salva a Kate de la furia de Claire –mientras Sayid mira impasible como quien ve pelearse a dos gatos- y confiesa sin problemas su parte de culpa en el asunto: le mintió a Claire, y claro, esas cosas tienen consecuencias. De hecho, Flocke es un alivio en una serie donde la gente tiende a no contar nada. A veces incluso da la impresión de que Flocke cuenta incluso de más, como si estuviese algo desesperado por comunicarse, como si la necesidad de guardar algunos secretos luchase con el deseo de charlar con alguien. ¿Cuánto tiempo estuvo retenido? ¿Pudo comunicarse durante ese periodo?

De hecho, Flocke da la impresión de ser el personaje más persona de la serie. Es posible que esté traumatizado por su pasado, es posible que haya pasado por períodos muy duros, pero nada de eso parece haber afectado a su capacidad de juzgar a los demás y comprenderlos. Quizá sea un engaño o quizá sea su habilidad como juez de los muertos –que podría ser- o quizá simplemente es que –como no deja de insistir- en el fondo sea un hombre.

Las escenas con Flocke y Kate son interesantes porque parecen desarrollarse en un plano de igualdad. Es decir, comprendemos que Flocke es una entidad de otro tipo, pero no parece tener reparos en relacionarse con simples mortales. Contrasta marcadamente con lo que hemos visto de Jacob, que parecía más manipulador, más distante, como un monarca dirigiendo las piezas de un ajedrez gigantes. Aunque claro está, podría ser simplemente que a Flocke se le da todavía mejor eso de manipular a la gente.

La escena final con Kate en concreto me gustó mucho. Primero, porque retoma el tema de Aaron. Volvemos a ver a Claire con su cráneo en la cuna -¿he dicho ya que esa chica está como una cabra?-, la vemos atacar a Kate presa de la furia, vemos a Flocke impedirlo y contar la verdad y luego vemos a Claire disculparse. Todo un poco demasiado rápido, pero vamos a aceptarlo. Segundo porque Flocke se compara con Aaron al relatar la historia. Se señala a sí mismo y dice que antes de ser como es tuvo una madre loca, como Aaron tiene ahora a una madre loca. ¿Se refiere a antes de ser Flocke? Creo que se refiere más bien a antes de ser la entidad que es ahora. Antes de todo, cuando era un niño, sufrió un trauma importante. Lo que, curiosamente, lo relaciona con Sawyer, quien también sufrió una traumática experiencia de niño.

Si has leído mis comentarios anteriores, sabrás que he destacado en varios episodios la presencia de niños. Hasta ahora, aparecían con regularidad en las historias de la línea X. Creo que es un tema importante, que la serie está recalcando con decisión. Sin embargo, en este episodio de Sawyer, si algo destaca es precisamente la ausencia de niños. Se trata en varias ocasiones el tema de la paternidad y los problemas con los padres, más incluso que en otras ocasiones. Por ejemplo, Kate y Claire se pelean por Aaron, Flocke cuenta su infancia y lo de su madre loca, Miles hace un comentario sobre su padre y, por supuesto, la experiencia de infancia de Sawyer subyace en todo el episodio. Pero exceptuando a Laura Ingalls en la tele (¿es Laura?), no aparece ningún niño.

Quizá la ausencia se deba simplemente a que en la realidad de la isla, Sawyer ya tiene una hija, a la que incluso vimos. Hubiese sido un poco extraño verle con esa hija en la realidad X, considerando que su hija de la isla es el resultado de sus actividades criminales. Además, la niñez de Sawyer es ya lo suficientemente dramática como para sostener el episodio. Después de todo, pocos personajes de la serie pueden superar el “mi padre mató a mi madre y luego se suicidó” (quizá Locke con su “mi padre me robó un riñón y me tiró por la ventana”).

Me llama mucho la atención el paralelismo con Flocke. Al igual que Sawyer, Flocke puede ponerse varias máscaras. Ahora tiene el aspecto de John Locke y le hemos visto manifestarse como al menos otro hombre. Así mismo, puede convertirse en una nube de humo con muy malos humos (lo siento, si no lo digo reviento). Sin embargo, Flocke, al igual que Sawyer, parece también estar condicionado por un hecho de su infancia, por lo que da entender en su conversación con Kate. No quedan claras las consecuencias que se derivan de tener una madre loca, pero no suena nada bien. Explorar su identidad, comprender la persona que es a pesar de los cambios que ha sufrido, implicaría ir al pasado y explorar sus orígenes. ¿Tiene también Flocke el equivalente a una carpeta donde ha apuntado los detalles traumáticos de su niñez? De la misma forma que Sawyer pudo decidir casi arbitrariamente entre ser policía o criminal, ¿Flocke podía haber sido Jacob sin alterar en nada su forma de ser? El puesto que ocupa en la mitología de la isla ¿será resultado de una decisión arbitraria que fácilmente podría haber sido otra? Como diría el semiólogo, a la infancia hay que volver para realizar la anamnesis.

La pregunta es más amplia. A pesar de las apariencias externas, que son ilusorias y cambian con facilidad, ¿un único hecho basta para definirnos por completo? En el universo de Lost parece que es así.

Quizá te interese

Categoría: Lost6

Pedro Jorge Romero

Show 9 Comments
  • Javier Candeira 22 Marzo, 2010, 2:00 pm

    A mí ese comienzo en la cama, con la maleta y el dinero, más que a la misma escena dentro de la misma serie, me recuerda al episodio con Billy Dee Williams donde hay una serie de TV en plan la-tele-dentro-de-la-tele.

    Yo esperaba que, en cuando entrara la policía en la habitación, tiraran cámara atrás y se descubriera que estaban en un plató con los focos, la cámara y y tal, y que en el mundo X Sawyer/Ford es actor de TV.

    Todo el episodio es así, cliché tras cliché, como has apuntado con el rollo “policía soltero” señalado por la cena de microondas. Sólo le falta que maten a la pelirroja tras la primera cita, y Ford tenga que saber quién ha sido, en plan Mike Hammer.

    Y el último cliché, la persecución de Kate, que no viene a cuento de nada, con su capucha que le cubre la cara para que no sepamos que es ella, pero que en realidad nos dice que es ella, porque Kate es la única persona a quien los guionistas nos querrían ocultar. Es una de esas anagnórisis de folletín malo.

    Jeje, je, ha dicho “anagnórisis”.

    Por cierto, muy bueno lo de “han sido los guionistas”. Eso en Lost va un poco de suyo, pero aquí está doblemente bien aplicado.

  • Juan Diego 22 Marzo, 2010, 2:04 pm

    Quizá el girasol sea para recordarnos a alguien:

  • Juan Diego 22 Marzo, 2010, 2:05 pm

    A ver si ahora lo hago bien. Quizá el girasol sea para recordarnos a alguien: http://1.bp.blogspot.com/_MfEUzep_GRE/SbAk96RDimI/AAAAAAAAEZE/nFutpvNp2V8/s1600-h/800px-LoveAfterLove.jpg

  • Procrastiman 23 Marzo, 2010, 12:34 am

    ¿y cómo se explica que, ahora que sabemos que Sawyer es poli en la línea X, dejara escapar a Kate (esposada, y él que lo ve) en el ascensor del aeropuerto?

  • exe 23 Marzo, 2010, 2:50 am

    Yo creo que los flashsideways están siendo algo absurdos.. no parecen reales.. como tantas cosas en la serie..porque un poli que se acueste con su sospechosa y que la palabra clave para entrar al “rescate” sea LaFleur, me parece eso, absurdo. La trama isleña se complica con la presencia de Widmore.. así que calma y plenitud en este tramo final de LOST.

    Un saludo.

  • Zoe 23 Marzo, 2010, 2:53 am

    La linea X está resultando la mayoría de las veces muy forzada, muy irreal dentro de lo irreal que pueda ser ya de por sí la serie. Ha sido un capítulo algo flojo, pero con esas pinceladas que nos dejan los guionistas en el subconsciente, pequeñas píldoras que van alimentando LA gran respuesta a todo, esa pieza perdida que aún tenemos…

    Vidas enderezadas en esta realidad paralela, con los conflictos padre-hijo casi siempre solucionados. Las paternidades juegan un papel muy importante.

    Seguro que tenemos todas las piezas frente a nuestras narices y no sabemos juntarlas. Qué gran trabajo de los guionistas!

    Pd1. @Procastiman, yo pienso que Ford no detuvo a Kate porque se supone que no tenía que estar en ese aeropuerto ese día….
    Pd2. @Pjorge, “gaveta”? se nos ha ido un isleño a tierras tan frías? 😉

  • Pedro Jorge Romero 23 Marzo, 2010, 9:57 am

    @Javier Candeira: Cierto, se parece mucho a ese episodio. Muy bien visto.

    @Juan Diego: Vaya, vaya, vaya, resulta que a Sawyer le gusta regalar girasoles…

    @Procrastiman: Considerando que es todo parte de la misma temporada, asumo que hay una explicación simple.

    @exe: Es posible que los aspectos más absursdos de la línea X sean deliberados. Veremos…

    @Zoe: Es que “gaveta” no sólo me parece una palabra mucho más bonita que cajón -que siempre me recuerda a otra cosa- sino además mucho más apropiada.

  • Zoe 23 Marzo, 2010, 3:27 pm

    Pensaba que sólo se decía “gaveta” en Canarias; si es nuestra, te la presto 🙂

  • Pedro Jorge Romero 23 Marzo, 2010, 6:10 pm

    El uso canario parece ser más amplio, que es el que uso yo, claro. El DRAE parece restringuirlo a escritorios.