Aquí he venido a hablar de mi libro (VI)

Hace más de un año, y parece que fue ayer. Pues bien, después de un año con mucho trabajo que me dejó poco tiempo, he retomado el libro de esta bitácora. Y la cosa va bastante bien.

Hagamos historia. Al terminar el capítulo anterior, todavía no sabía ni siquiera cómo hacerlo y me debatía entre varias opciones. Ahora, la situación es muy diferente. Después de examinarlo un poco, la opción elegida ha sido LaTeX. Con LaTeX, las tareas de componen un libro se simplifican muchísimo y tiene al menos tres ventajas más:

1) Es gratis: lo más probable es que te pueda bajar una distribución de LaTeX para tu plataforma. Por ejemplo, en Mac OSX yo estoy usando MacTex y TexShop como editor. Se trata de una distribución muy completo, o al menos, hasta ahora no he encontrado nada que quisiese hacer y no me dejase.

2) Es muy fácil de automatizar: Al usar archivos de texto plano, automatizar el paso de HTML a LaTeX es muy simple. En la mayor parte de los casos, se puede hacer una simple búsqueda con sustitución y el resultado casi está. En otros, es algo más complejo, pero no mucho más. En mi caso, una combinación de pequeños programas en Java, el uso de un programita para hacer búsquedas y sustituciones en varios archivos a la vez y un poco de refinamiento manual han sido más que suficiente.

Por ejemplo, convertir enlaces del tipo:

<a href="hola.com">Hola</a>

Es tan fácil como hacer un par de sustituciones y dejarlo en:

\\referencia{hola.com}{Hola}

Como yo siempre he usado la etiqueta cite para los títulos de los libros, es muy fácil hacer que:

<cite>En busca del tiempo perdido</cite>

Se convierta en:

\\obra{En busca del tiempo perdido}

Y así con todo. En general, ha resultado mucho más simple de lo que esperaba.

3) Hay muchas opciones: Quizá LaTeX en sí no te deje hacer lo que tú quieres, pero otras personas ya han tenido ese mismo problema y lo han solucionado. Aparte de resultar fácil encontrar ayudas y tutoriales, también hay gran cantidad de clases y paquetes que resuelven los problemas que puedas tener. Es decir, resulta fácil hacer algo diferente a lo estándar. Y aunque LaTeX se concibió para textos científicos, es fácil adaptarlo a tus necesidades. Su única limitación es en el manejo de tipo de letras. Ése es un tema tan esotérico que estoy seguro de que para entenderlo hacen falta dos doctorados y ser miembro de la Universidad Invisible.

Ahora mismo el libro tiene poco menos de 350 páginas, unas 240 entradas. Mi idea es leerlo entero y, por supuesto, eliminar texto hasta dejarlo en unas 300 como mucho (tiene índice analítico, algo que también es muy fácil de hacer con LaTeX).

En resumen: la opción de LaTeX es excelente. El resultado final -directamente un pdf para mandar a la imprenta- es francamente bueno. Si bien quizá la curva de aprendizaje es empinada al principio, rápidamente le pillas el truco y acaba siendo muy fácil de usar.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 3 Comments
  • Jabba 25 marzo, 2008, 7:08 pm

    No sé cómo de partidario eres de esto de los memes, pero aquí te invito a participar en uno.

    Un saludo.

  • Strange Attractor 26 marzo, 2008, 2:42 pm

    Yo pienso que cualquier documento que supere las 10 páginas merece la pena hacerlo en Latex. Y una vez te acostumbras al acabado profesional automatico que adquieren los textos, al final lo usas hasta para escribir media hoja.

    Para cosas con formulas ya es impensable usar otra cosa.

    De todas formas te aconsejo el uso de Lyx, que es un poco mas humano a la hora de escribir (si el texto ya lo tienes escrito pues ya es demasiado tarde). Lyx no es mas q un interfaz para el Latex de tal forma que lo puedes usar como si fuera un WYGWYS pero puediendo escribir los comandos del Latex. Tambien es muy util para ver como se hace algo en Latex (lo haces en el lyx con los botones y luego ves que .tex te ha generado).

    Carlos.

  • pjorge 26 marzo, 2008, 5:31 pm

    Probé Lyx, pero no me gustó demasiado. Aunque sí que sirve para eso de ver cómo se hacen las cosas.