The Philosophy Files, de Stephen Law

por Pedro Jorge Romero el 20/11/2006

The Philosophy Files es otro de esos libros de divulgación filosófica (como Making Sense), sólo que en este caso el público objetivo son los adolescentes. Los problemas tratados siguen siendo duros, pero el lenguaje es todavía más coloquial y cercano, además de contener muchas ilustraciones y exhibir un gran sentido del humor. Pero para legos como yo, el libro sigue siendo tan interesante, o más, que sus hermanos más mayores.

Ya el primer capítulo centra el tono general. Trata sobre si debemos comer carne o no. El autor, Stephen Law, va ofreciendo los argumentos a favor y en contra, introduce diálogos entre partidarios y detractores, aclara las cuestiones y las acusaciones, todo con la mayor ecuanimidad posible. Pero al final, admite su propia contradicción personal: él come carne, pero los argumentos morales en contra le parecen muy sólidos. Por tanto, le toca al lector decidir.

En la misma tónica, casi todos los capítulos terminan con alguna versión de la pregunta, ¿qué opinas tú? El 2 habla de si el mundo es real o virtual, y acaba preguntándose si los escépticos no tendrán razón. El 3 es uno de mis preferidos. Presenta extraterrestres y otros artefactos de ciencia ficción -como un teletransportador- para interrogarse por la naturaleza de la identidad personal. ¿Cómo sé que yo ahora soy el mismo yo de hace cinco minutos? Ofrece convincentes argumentos para negar que la continuidad del cuerpo pueda ser la base de la identidad y otros para aceptar que la continuidad de los recuerdos es clave. Cuando todo parece ya fijado, ofrece un contraejemplo que da a entender de nuevo que el cuerpo no es del todo irrelevante. Y para rematar, deja al lector con un dilema: varados en un planeta lejano, ¿entramos o no entramos en el teletransportador?

So what should I do? Should I remain here alone, stranded for ever on the far side of the Galaxy? Or should I step into the cubicle, dial in home, and press that red button? If I do, will the person who steps out of the cubicle on Earth really be me? Or will he merely be a copy? Will I return home? Or will I die? What do you think?

En otros capítulos se pregunta si el platonismo será real; si podemos nadar dos veces en el mismo río (la única ocasión en la que ofrece una respuesta, aunque se las sigue arreglando para terminar con la pregunta de siempre); sobre el origen de nuestras ideas sobre el bien y el mal (de nuevo extraterrestres, presenciando un robo y preguntando dónde están los hechos morales que vemos los humanos; ¿tendremos un órgano para eso?); sobre si la mente es parte del mundo físico o no; y, asombrosamente, sobre la existencia de dios (que realmente acaba siendo un repaso al propósito de la existencia).

Pues eso. Entretenido, educativo, divertido y, sobre todo, un buen ejercicio intelectual. Para algunos, todo lo que cuenta será más que sabido, para otros, como yo, siempre hay un nuevo descubrimiento.

[50 libros] 2006

—–

Previous post:

Next post: