Just a Geek, de Wil Wheaton

Debe ser una sensación curiosa, saber que el triunfo en la profesión que has elegido lo lograste a los 12 años. Eso le pasó a Wil Wheaton. A los 12 años actuó en Stand By Me (¿Cuenta conmigo?) y luego pasó a interpretar al personaje de Wesley Crusher en Star Trek: La nueva generación. Después de unas temporadas, abandonó la serie para seguir con su carrera de actor y…

Y nada. Ya está. Ahí acaba su historia como actor.

Sí, algún trabajillo por aquí y por allá, pero nada que se parezca ni remotamente a una carrera. Y lo que es peor, cargando con el peso (aparentemente) muerto de Wesley Crusher.

Just a Geek cuenta la historia de Wil Wheaton. Su ambivalente relación con Star Trek (haber estado y haberse ido), el amor/odio por el personaje (en un momento dado, discute con un muñeco de Wesley Crusher; lo más divertido es que el muñeco tiene mejores argumentos), la desesperación de no lograr trabajo, los sacrificios familiares ante un sueño que no se cumplirá nunca… Y finalmente, una forma de redención, admitir que el hecho de tener sueños no implica que éstos se vayan a cumplir. Reconocer que en ocasiones es mejor renunciar y dedicarse a cosas más importantes; o al menos, diferentes.

Y es que un día montas una página web y tu vida vuelve a cambiar. Y de hecho, algunos de los mejores trozos del libro están sacados directamente de su bitácora.

Lo mejor de Just a Geek es que la historia está contada con mucho sentido del humor y de la ironía. Wil Wheaton llora mucho, pero es siempre consciente de que sus lágrimas tienden a ser patéticas y que su personaje -el actor infantil que no llegó a nade en su profesión- es un poco ridículo. Paradójicamente, eso desarma al lector y se gana su empatía. Es más fácil sentir simpatías por un Wil Wheaton que se sabe algo tonto que por uno que reclamase atención ante su desdichada (relativamente) situación. Es lo que hace que sus peripecias se universalicen, hasta reconocer que algún día a todos nos pasará lo mismo. Algún día despertaremos y habremos superado el mejor momento de nuestra vida. A él, simplemente, le tocó a los doce años.

Descuiden, la historia tiene final razonablemente feliz. Como en las buenas historias, el protagonista cambia con la narración y aprende. Consigue hacer otras cosas y obtener cierto módico de nueva fama (y aprende a aceptar la que ya tenía), pero eso es menos importante que saber que las cosas vienen y van, y que ese proceso tampoco tiene nada de malo.

Para los aficionados a Star Trek, hay muchísimo que disfrutar en el libro. Actores y productores, organizadores de convenciones y fans, de la serie entran y salen de la narración continuamente. No en vano el libro se subtitula «Unflinchingly honest tales of the search for life, love, and fulfillment beyond the Starship Enterprise», porque Star Trek define el núcleo emocional del propio Wheaton. No es de extrañar. Para los otros actores, Star Trek es un trabajo más o menos interesante. Pero él, literalmente, creció en la nave Enterprise.

Para los nos aficionados a Star Trek (como mi caso), el tratamiento irónico y humorístico eleva una vez más el material. Incluso acabas lamentando -durante unos segundos- no haber visto más episodios de la serie.

Just a Geek suena a sincero, porque a Wil Wheaton no le importa quedar mal; sabe perfectamente que así son los mejores relatos. Se lee de un tirón y es extremadamente divertido. Una curiosa inmersión en el alma de un hombre que se dejó demasiadas cosas en una nave espacial de cartón piedra.

[50 libros] 2006

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 6 Comments
  • Javier 26 marzo, 2006, 4:58 am

    Según cuenta Wil Wheaton en su blog, él no quería que el ‘Just a Geek’ estuviese tan centrado en Star Trek. Fue una imposición de O’Reilly.

    Está también muy bien ‘Dancing Barefoot’, su primer libro. Resulta especialmente divertida la historia con William Fucking Shatner. Aunque la historia que más me gustó fue la de Wil y su mujer en la lluvia.

    Video con Wil leyendo partes de DB y JAG:
    http://www.pmcmovies.com/tech_conferences/just_a_geek_wil_wheaton_at_gnomedex_2004.html
    Resulta muy divertido

    Archivos solo con audio de la misma lectura:
    http://www.itconversations.com/shows/detail220.html

  • Pedro 26 marzo, 2006, 6:27 am

    Gracias.

  • frank 26 marzo, 2006, 5:04 pm

    wow, que interesante, no sabia que wil era ese niño y ahora que le veo la cara pues … si, si que es

  • eduo 28 marzo, 2006, 6:04 am

    Excelente articulo sobre un excelente libro de un personaje que mucha gente «conoce» (en el sentido de que es el tipico personaje que a todos suena, aunque no sepamos de donde) sobre un tema que muchos no ven mas alla de sus episodios.
    Wil esta en la misma categoria que Jerry O’Connel (mejor conocido como «El chico gordo de ‘Stand by Me’ cuando ha hecho mucho mejores cosas) y Ron Perlman, que todos han visto y nadie reconoce el nombre (no ayuda su propension a salir con disfraces en sus pelis y series, claro). Un par de libros similares son «Adventures of a No Name Actor» de Marco Perella y en especial un libro que ahora mismo, en la oficina (ahem) no puedo recordar de titulo pero que es precisamente la historia de todos esos actores de reparto que hemos visto cientos de veces y que no conocemos sus nombres.

    Ironicamente, TODO el mundo sabe quien es ‘Ali G’. No se si reirme o llorar.

  • eduo 28 marzo, 2006, 6:07 am

    Como suele suceder, me he acordado del nombre del libro. Se llama «Hey, It’s that guy!». No se porque me acorde de Danny Trejo (http://www.imdb.com/name/nm0001803/ 123 peliculitas en su haber) y de ahi pude buscar. Vale la pena, recomendado.

  • Daniel 24 agosto, 2007, 8:33 pm

    Me encantó desde siempre Stand By Me y la producción de Wil y River en ella. Identifico plenamente mi infancia con sus personajes. No salgo de mi asombro de que el final de los personajes que ambos encarnaron en aquella película, coincida tan espeluznantemente con la realidad: River muerto y Wil escritor.
    Que tengas mucha suerte Wil. Te la mereces!!!