Habría que prohibir el español

No lo digo yo, lo dice Francisco Rico. Y vamos, si alguien como Francisco Rico dice que hay que prohibir el español, no sé qué hacemos aquí sentados y no nos ponemos a la tarea.

Todo viene por esta afirmación también de Francisco Rico: «Las asignaturas técnicas, las matemáticas, no hacen ninguna falta: cualquier calculadora u ordenador te lo da todo hecho» que me encontré en CPI donde a su vez se enlazaba a Las matemáticas hacen falta. Allí dedicaban dos párrafos a la exégesis de esa tontería de frase:

Analicemos un poco esta frase, ya que en su seno se esconde una contradicción y una obviedad, y ambas son relevantes en el contexto de este debate. Por una parte, es contradictoria porque evidentemente si nuestro admirado académico hace esta afirmación, lo que deducimos es que en su mente, con respecto a qué son las matemáticas y para qué le sirven al ciudadano, hay una tremenda confusión o desconocimiento. Lo que demuestra que la formación matemática recibida ha sido bastante superficial y casi seguro que insuficiente. Por tanto, resulta contradictoria ya que al afirmarla demuestra lo contrario de lo que afirma, que hay una carencia de formación matemática en nuestra sociedad, que alcanza incluso a los más altos representantes del mundo académico y de la cultura, y les hace confundirse tan meridianamente.

Por otra parte hay algo obvio en la afirmación de Rico: para él, al menos, para el ejercicio de su profesión, las matemáticas le han resultado inútiles. O dicho de manera más directa, -y este es por cierto un mensaje que la prensa y los medios se empeñan en confirmarnos casi todos los días-: si no se le dan bien las matemáticas no se preocupe, usted puede incluso llegar a ser académico de la Lengua sin necesidad de saber casi nada de matemáticas, no las necesitará.

Mucho deducen de ese simple comentario, tomándoselo con la seriedad de una declaración de guerra o un diagnóstico de cáncer. Luego siguen hablando de lo maravillosas y estupendas que es la matemática para la educación y la persona.

Pero he aquí el hecho que me llamó la atención. La página lleva por fecha 14/12/05 (podría ser que se escribiese mucho antes y simplemente ésa sea la fecha de publicación en la web; aunque contiene una referencia a un congreso del año 2000) y la frase de Francisco Rico se publicó en El País nada menos que el 25 de junio de 1996. Vamos, casi diez años para comentarla. ¿En diez años nadie ha dicho ninguna otra tontería sobre la enseñanza de la matemática? Si así fuese, lejos de quejarnos, sería más bien para congratularnos y alegrarnos. Es más, yo marcaría 1996 como años cero de la era F.R. A partir de ese punto, nadie dijo nada similar.

Pero sigamos preguntándonos cosas. ¿Dónde dijo Francisco Rico semejante cosa? ¿Fue en un artículo de opinión y proponía efectivamente eliminar la matemática de la educación? ¿Fue en una conferencia? ¿Fue en una entrevista y por tanto es lo que el periodista dice que Francisco Rico dijo? Pues no lo ponen. Sólo dejan la enigmática referencia a la fecha y no nos ofrecen más contexto.

Por suerte, en 2005 se puede recorrer la hemeroteca de El País y dar con la pieza (gracias a Javier y a fernand0 por conseguírmela). Resulta que el texto es una nota firmada por Pau Vidal sobre una masiva antología de poesía hispánica seleccionada por Francisco Rico. El periodista va comentando y de vez en cuando va insertando las palabras de Francisco Rico. La afirmación citada aparece en el último párrafo. Un párrafo muy sorprendente que me ha encantado. El periodista escribe:

Para un estudioso de literaturas románicas el dominio de idiomas es esencial. En éste su terreno Rico también tiene las cosas claras. Incluso la modestia. «¿Que cuántas lenguas? Saber no sé ninguna, manejo las necesarias que tiene que hablar una persona civilizada, pero lo que es saber no sé ni la mía. El otro día Rosa Regás se quejaba de que el español está poco presente en los foros internacionales. ¡Pero si habría que prohibirlo! A ver si los españoles se decidían de una vez a aprender idiomas. Que no se pueda hablar español en ninguna parte y por consiguiente los españoles tengan que saber las lenguas de cultura. Seríamos un país mucho más rico, ya que los idiomas dan un sentido mejor a la lengua propia, uno es capaz de entender las diferencias. Uno de los mayores problemas de España es el insuficiente conocimiento escrito y hablado de las lenguas extranjeras. Entre otras cosas porque se enseñan mal. Del bachillerato habría que salir hablando perfectamente al menos una de ellas. La culpa es de los planes de estudios, que convierten estas asignaturas en marías. Las básicas deberían ser la lengua española y la lengua extranjera. Y la literatura, que es lo que enseña a conocer el mundo. Las asignaturas técnicas, las matemáticas, no hacen ninguna falta: cualquier calculadora u ordenador te lo da todo hecho».

Sí, sigue siendo una tontería. Pero la verdad, dentro de un párrafo que propone prohibir el español en los foros internacionales, se ve claramente que simplemente sigue el tono del conjunto. Es una exageración retórica, una ocurrencia extemporánea, una humorada, un exabrupto, una inconveniencia, o una salida de tono. Como mucho demuestra una visión limitada de la naturaleza de la matemática -me atrevería a decir que indigna de una persona culta-, pero poco más. Como dudo que realmente plantee en serio prohibir el español, tampoco creo que seriamente quiera eliminar la matemática de la escuela (habría que preguntarle para salir de dudas). Por lo demás, tampoco hay que dar demasiada importancia a un chiste. Que no digan que los de ciencias no tenemos sentido del humor.

Pero lo mejor de toda esta aventura de hoy ha sido descubrir lo de «prohibir el español». Me ha encantado. Sobre todo por la última discusión de por aquí.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 6 Comments
  • frank 20 diciembre, 2005, 6:58 pm

    buen seguimiento

  • Remo 20 diciembre, 2005, 9:34 pm

    Pjorge, muchísimas gracias por tu tarea investigadora. Aunque creo que eres benevolente, intentaré verlo como una humorada del Sr. Rico.

  • Sprinks 20 diciembre, 2005, 11:47 pm

    Y aun hay otra cosa en esa frase, a ver quien es el guapo que sin tener ni idea de matematicas puede usar una calculadora cientifica o un programa tipo MathCAD o Mathematica.

  • Vroomfondel 21 diciembre, 2005, 12:05 pm

    Por otro lado parece haber una creencia general de que las calculadoras, mathlab etc crecen de los arboles y sus manuales una estacion despues.

    En general no estaran contentos hasta q las calculadoras incorporen microfono, reconocimiento de voz, inteligencia artifical y camara/escaner para poder decir con toda tranquilidad «Eh, tu, resuelveme esto.»

  • Tiz 21 diciembre, 2005, 3:24 pm

    tranqui… en mi facultad (filología) existe una especie de cruzada anti Francisco Rico liderada por el de Teoría de la Literatura… basándose en su ‘penosa edición’ del Quijote para la RAE…
    Estos catedráticos se tiran los libros a la cabeza en vez de ser realistas y prácticos…

  • jose manuel 22 diciembre, 2005, 2:53 am

    Un buen ejemplo de persona necesitada de publicidad; quiere salir en la TV.