Arte y absurdo en gif

tumblr_o2dmi5JmKl1uluhv2o1_500

Son quizá una forma de homenaje, pero sí tengo claro que estos gifs viven en algún punto equidistante de los absurdo, lo cómico y lo definitivamente demencial. Se trata de dar la vuelta a famosas obras de arte, y vaya si lo consigue. Saturno comprando piezas humanas en un restaurante de comida rápida, por ejemplo. O mi preferido, Leonardo usando photoshop para cambiar el famoso armiño.

Driven by an “aversion to the canons of beauty and popular art icons,” this “grumpy gnome” (not quite a troll) skewers art world self-seriousness with dumb cyberculture tropes. Queen Elizabeth I gets caught sexting, Leonardo da Vinci uses Photoshop to change his Lady’s ermine into a giraffe, and van Gogh is gifted a fancy pair of headphones to cover up his bandaged ear. See some highlights below or check out the full series of GIFs on Obarski’s Tumblr.

El artista se hace llamar Kiszkiloszki, vive en Amsterdam, y en su página hay muchos ejemplos más.

Darkly Absurd GIFs of Famous Paintings

Cerca de King y Martin

Qué simpático. Hace unos minutos.

Captura de pantalla 2016-04-06 a las 20.05.43

Miquel Barceló y yo somos reyes de la arena o algo…

Litófono

Me llaman mucho la atención los instrumentos musicales, especialmente los que se salen de los oficiales. Aunque no tanto los instrumentos en sí como la capacidad humana para organizar sonidos.

(Mi definición de música es “sonidos organizados”. Algunos añaden “humanamente”, pero yo creo que muchos animales hacen música.)

Un buen ejemplo es este litófono, que es un instrumento hecho con piedras.

No tiene mucho que ver, pero me ha recordado Concierto para electrónica y hielo.

(vía Melodious stone instruments called lithophones)

Apuntes sobre El tríptico de Dios

¿Les he hablado de El tríptico de Dios? ¿Una novela de ciencia ficción que he escrito en colaboración con Miquel Barceló? ¿Seguro que ya lo he comentado? No me acuerdo, francamente.

fragmento-triptico

Vale, vale. Pero por si te interesa saber más sobre su génesis, he escrito Apuntes sobre “El tríptico de Dios” para el blog de la colección Nova.
Empieza así:

Escribí “El orgullo de Dios” en el verano de 1998. La razón fue muy simple: mientras que algunos escriben para poder darse el lujo de asesinar a un monje, yo escribí para poder presentarme al premio UPC. Así de simple son las motivaciones humanas.
No estoy hablando del dinero. Ni de la fama. Ni de nada así. Tampoco me importaba mayormente que alguien leyese o dejase de leer la historia. Se trataba del premio en sí.

Y ya puestos, recuerdo que puedes comprar la novela en papel en Amazon.es. Pero si lo tuyo va más por el formato electrónico, la tienes para Kindle, iBooks y en Lektu (aparentemente sin DRM de ningún tipo) para tu lector de ebooks favorito.

Kurosawa y Tarkovsky

Un artículo de Akira Kurosawa contando cuando visitó a Andrei Tarkovsky mientras éste rodaba Solaris.

El principio no puede ser mejor:

I met Tarkovsky for the first time when I attended my welcome luncheon at the Mosfilm during my first visit to Soviet Russia. He was small, thin, looked a little frail, and at the same time exceptionally intelligent, and unusually shrewd and sensitive. I thought he somehow resembled Toru Takemitsu, but I don’t know why. Then he excused himself saying, “I still have work to do,” and disappeared, and after a while I heard such a big explosion as to make all the glass windows of the dining hall tremble hard. Seeing me taken aback, the boss of the Mosfilm said with a meaningful smile: “You know another world war does not break out. Tarkovsky just launched a rocket. This work with Tarkovsky, however, has proved a Great War for me.” That was the way I knew Tarkovsky was shooting Solaris.

En un momento dado se ponen a cantar el tema de Los siete samuráis

Akira Kurosawa on watching ‘Solaris’ with Andrei Tarkovsky

El tríptico de Dios, a la venta

21699gParece que mañana, 6 de abril, se pone a la venta El tríptico de Dios, una novela loca de ciencia ficción galáctica y algo de magia científica que Miquel Barceló y yo hemos escrito en colaboración.

Según la contraportada:

Dos grandes especialistas en la ciencia ficción han escrito la space opera que les habría gustado leer.

Diversión, dinamismo, alguna que otra pincelada de ciencia ficción hard, reflexiones en torno al devenir de la aventura humana en la galaxia y el clásico enfrentamiento entre el bien y el mal presiden esta ágil novela de aventuras y, tal vez, algo más.

Una aventura espacial sin cuento (con destrucción del planeta Tierra incluida y toda la panoplia inevitable) cuyos autores se han regocijado y, sobre todo, divertido escribiéndola. Una novela con evidente sentido lúdico, repleta de guiños y llamadas a la complicidad del lector.

El tríptico de Dios empieza en un futuro muy, muy lejano cuando la Iglesia, que ha hallado refugio en el Nuevo Vaticano tras un agujero de gusano, se enfrenta una vez más a su Adversario tradicional. Este maneja como peones a los misteriosos seres de supersimetría en la lucha contra las monjas-guerreras al servicio del Sumo Pontífice. La Iglesia y sus ejércitos actúan como defensores últimos de la humanidad. Más adelante, se retrocede al periodo de la substitución del Sumo Pontífice robótico, una inteligencia artificial, que ha regido la Iglesia Católica a escala galáctica durante varios siglos. Para finalizar, en las postrimerías del presente siglo XXI el Adversario tienta a un científico desafortunado a que le ayude a destruir la Tierra para que se pueda iniciar la diáspora humana por la galaxia.

¿Cómo dices? ¿Quieres comprarla? Pues estás de suerte, porque puedes adquirirla en papel en Amazon.es. Pero si lo tuyo va más por el formato electrónico, la tienes para Kindle, iBooks y en Lektu (aparentemente sin DRM de ningún tipo) para tu lector de ebooks favorito.

El tríptico de Dios parte de una novela corta llamada “El orgullo de Dios” que escribí hace muchos años para el premio UPC (no ganó). Luego se publicó como número 75, y último, de BEM. Dos partes adicionales, “El silencio de Dios” y “La ira de Dios”, completan la historia.

Threes!

He jugado a muchos juegos en mi iPhone. Los instalo, los pruebo y normalmente los acabo borrando al poco, cuando pierden la gracia. De los muy pocos juegos que han sobrevivido a ese proceso, destaca Threes! (Universal. 2,99€, aunque hay una versión gratuita con publicidad: Threes! Free), de Sirvo, que ahí sigue, imbatido como mi juego preferido desde hace poco más de dos años.

threes

La mecánica del juego es muy sencilla. En una rejilla de 4×4 hay una serie de losetas con números. Usando el dedo puedes desplazar todo el tablero a derecha, izquierda, arriba o abajo, con lo que a su vez desplazas todas las fichas que se puedan mover. Dos fichas del mismo número se fusionan si chocan y dejan una loseta con el resultado de la suma. La excepción son las losetas con 1 y 2, que sólo se pueden combinar entre sí para dejar un tres. La idea es ir logrando la loseta con el valor más alto.

threes

Eso sí, con cada desplazamiento del tablero aparece una ficha nueva. Con eso y con que al final acabas con un revoltijo de números, la cosa se va complicando hasta que te quedas sin movimientos y la partida termina.

Hay muchos aspectos destacables de Threes! La mecánica no puede ser más sencilla y se pilla enseguida. Sin embargo, cada partida va ganando en complejidad a medida que avanzas y tras jugar muchas, acabas identificando ciertas posiciones del tablero como más propicias que otras (para ayudarte un poco, en la parte superior aparece una pista sobre la próxima ficha que aparecerá). También te lo puedes tomar con mucha calma. No hay tiempo y puedes pensar cada jugada todo lo que te apetezca (si desplazas el dedo y no lo levanta, te deja ver qué fichas se moverán de realizar esa jugada, lo que resulta muy útil para planificar).

Es por tanto un juego que puedes tomar, realizar dos o tres movimiento y dejar para seguir en otro momento, sin sacrificar el desafío y la complejidad: lograr valores alto cuesta. El estilo visual es de lo más sencillo pero muy resultón, las animaciones son divertidas y en ningún momento el diseño entorpece el juego. Todo lo contrario. El conjunto final es de lo más agradable.

Admito que es un tipo de juego que te tiene que gustar. Pero si te agradan los juegos que tienen así un elemento de lógica y puzzle, muy posiblemente lo disfrutes. Yo aprendí a jugar en un minuto y llevo dos años entretenido con él.

Y si no tienes un dispositivo iOS, no hay problema: tienen versiones para Android y Windows Phone.

Powerpuff Yourself

Resulta que hay nueva serie (o reboot) de Las supernenas (The Powerpuff Girls), la famosa serie de finales de los 90 y principios de los 2000. Y como se estrena este 4 de abril, pues se han montado una divertida promoción en Powerpuff Yourself donde puedes crear tu avatar usando el estilo de la serie (aparentemente esta nueva versión es gráficamente muy similar a la original). Éste es el mío:

animated

El creador de la serie, Craig McCracken, no participa en esta nueva aventura, pero parece que ha dado su aprobación. Es bueno saberlo.

Me asombra el tipo de libros para niños que se hace hoy en día (una categoría casi inexistente en mi infancia). Me asombra y me alegra que haya un mercado lo suficientemente grande para soportar este tipo de esfuerzo editorial: toda una enorme selección de libros para niños exquisitamente ilustrados, imaginativamente compuestos y deliciosamente bien escritos. Me gusta en particular el subconjunto de biografías de personas con vidas que merecen contarse, cuya creatividad merece difundirse, pero que se salen del conjunto de personajes realmente célebres y que todo el mundo comenta. Un buen ejemplo, es este precioso Cloth Lullaby:

cloth01

En este caso el personaje es la extraordinaria artista Louise Bourgeois. Usando la tela como hilo conductor, material que usó en distintos momentos de su carrera, va encajando detalles autobiográficos conectándolos también con su historia: su familia tenía un negocio de restauración de tapices en el que sobre todo trabajaba su madre.

cloth02

Así madre, tapices, telas e hilo van conformando una historia vital, donde el amor de la madre, el cariño entre ellas y la devoción a su recuerdo se plasman en una serie de hermosas ilustraciones que se corresponden con el tono poético del texto.

cloth03

La muerte de la madre le hace abandonar los estudios de matemática y la convierte en artista. Se inicia así todo un proceso de creación que tiene uno de sus grandes momentos en la famosa escultura Maman, donde la araña tejedora se convierte en representación de la madre que repara lo que está roto.

cloth04

Por supuesto, el libro pasa por alto muchos detalles de la vida de Louise Bourgeois. En concreto, la difícil relación que mantenía con su padre, reducida a un par de referencias muy vagas. Al estar dirigido a niños muy pequeños, es una omisión comprensible.

Cloth Lullaby no es sólo un libro hermoso, con su maravillosa serie de ilustraciones que reflejan tan bien algunas de las preocupaciones de Louise Bourgeois (el orden y la simetría aparecen, así como el uso de ciertos colores y, por supuesto, la maleabilidad de la tela), es también un estímulo para la creatividad. Me gusta pensar que hay niños que disfrutarán de este libro y no sólo descubrirán a una persona fascinante, sino que también se deleitarán con el rico mundo cromático empleado para contar su historia.

If you bash into the web of a spider, she doesn’t get mad. She weaves and she repairs it.

cloth05

The Hall of Egress

“The Hall of Egress” es el episodio veinticuatro de la séptima temporada de Hora de aventuras. En una serie dada a crear episodios cargados de alegorías y metáforas, “The Hall of Egress” es posiblemente el más complejo que han creado hasta ahora. La idea es bien simple: el protagonista, Finn, queda atrapado en una cueva de la que sólo puede salir si mantiene los ojos cerrados. Si lo hace, puede volver al mundo exterior, estar con sus amigos y seguir más o menos con su vida. Pero en cuanto abre los ojos, vuelve a la cueva, al momento en el que entró y tiene que repetirlo todo otra vez. Es como Atrapado en el tiempo, pero en una versión más oscura y con toques más siniestros.

Es un episodio difícil de interpretar, porque parece siempre estar al borde de revelar su intención, y donde cada desarrollo de los acontecimientos parece introducir ideas y reflexiones diferentes. Es claramente un comentario sobre el proceso de volverse adulto, porque Finn en la serie está ya al borde de abandonar la adolescencia, y de la forma en que nos enfrentamos a esos cambios. Pero más allá de ese comentario general, mil interpretaciones son posibles. Tal es la riqueza de diez minutos de animación.

Y un ejemplo de interpretación, la de este vídeo (inglés, 21:15). Aunque no estés de acuerdo con la conclusión final (que me parece tan buena como cualquiera), el análisis de los elementos del episodio es espectacular.

Lo grandioso de Hora de aventuras es que cuando parece que la serie ha llegado a lo máximo y no puede dar más de sí, que como obra ha dicho todo lo que tenía que decir, te salen con un episodio así y te dejan descolocado.

Cemento

Nunca me había planteado qué es lo que hace el cemento al endurecerse. ¿Qué significa eso de fraguar?

La realidad siempre parece tan sencilla de entender, pero está llena de pequeños detalles.

So, Anyway…, de John Cleese

so_anywayJohn Cleese se monta en So, Anyway… un libro autobiográfico contando… bien, eso es lo curioso. Siendo posiblemente el miembro más famoso de Monty Python, en cierta forma el libro cuenta su formación vital para acabar convertido en un miembro de Monty Python. Su infancia llena de traslados, la peculiar relación con su madre, la educación académica de la época (que, digamos, dejaba que desear), la relación inicial con la matemática y el descubrimiento de que se le daba realmente bien eso de hacer reír.

En última instancia, Cleese se pinta como un individuo perfectamente normal, ni muy listo ni muy tonto, sin mayor talento que ser capaz de escribir comedia con perfecto ritmo, de forma que el público se ría justo cuando debe reírse. Resulta especialmente interesante todo el periodo de tiempo que pasa en Nueva York, participando en obras de teatros y en espectáculos de humor. Es claramente formativo y es claramente importante para después.

En lo personal, hay referencias a los problemas de relaciones amorosas y a la terapia, aunque no da más detalles. Comenta que su clase social tiende a ser muy reservada y uno de los, múltiples, chistes del libro parece ser precisamente mantener todavía cierta reserva.

Dejando de lado a sus padres, la relación que domina buena parte de la historia es la que tuvo con Connie Booth (su primera mujer), y en el caso de lo Python, Graham Chapman y Terry Gilliam (que es objeto de innumerables bromas que parecen surgir de una profunda admiración).

So, Anyway…, es un libro muy divertido sobre la formación de un cómico, que incluye una pequeña historia de la evolución de la comedia de la época (con referencias a discos y programas de televisión que valdría la pena visitar), con personajes que se consideran pasados de moda, pocos, y muchos que fueron revolucionarios en su momento e influyeron enormemente en lo que luego sería Monty Python, una serie de televisión que se sitúa en algún punto entre la síntesis de lo mejor de la época y el intento de trascender lo que se podía hacer.

Lo que no hay es ninguna explicación sobre la serie de televisión que le dio fama. De hecho, a todos los efectos el libro termina cuando se comienza a grabar el primer sketch de la serie. Quizá sea una broma final, o quizá simplemente la historia de Monty Python’s Flying Circus ya se ha contado tantas veces que no vale la pena repetirse. Pero eso es todo lo que hay, excepto algunas referencias a la necesidad de una equipo diverso con distintos puntos de vista como base de la creatividad. Un grupo homogéneo, nos dice, nunca va a producir nada bueno.

Extrañamente, las páginas finales del libro saltan en el tiempo (sin contar casi nada de la vida posterior de Cleese tras Python) a los espectáculos en vivo de hace dos años, resultado de la necesidad de ganar dinero para hacer frente a una demanda. Esas páginas finales sirven para dejar claro que los Python se siguen llevando bien, pero que no tienen la más mínima intención de volver a actuar juntos.

Ikigai

ikigaiIkigai es una palabra japonesa que significa “motivo para existir”. Se entiende que descubrir tu ikigai es muy importante, porque es precisamente lo que dará sentido a tu vida.

Ikigai es también es título de un libro de Héctor García (Kirai) y Francesc Miralles que explora ese concepto en el contexto de una vida larga y feliz. En particular, centrado en Okinawa, donde se dice que vive la población más longeva del planeta.

No en vano, el libro se subtitula “Los secretos de Japón para una vida larga y feliz”.

De la contraportada:

Este libro analiza por primera vez las claves de los centenarios japoneses para una existencia optimista y vital, descubriendo cómo se alimentan, cómo se mueven, cómo trabajan, cómo se relacionan con los demás y -el secreto mejor guardado- cómo encuentran el ikigai que da sentido a su existencia y les impulsa a vivir cien años en plena forma.

Pasa inmediatamente a la parte superior de la pila de lecturas.

Y un enlace interesante del propio Kirai: 35 lecciones de vida que he aprendido en 35 años

Piano Phase

Hoy me la han puesto y me he quedado asombrado. Me encanta. Todo lo que le queda a uno por descubrir.

Piano Phase es una obra de Steve Reich donde dos pianos tocan lo mismo. Pero uno de los pianos va tocando algo más rápido, de forma que las notas se van desplazando. El ciclo se repite varias veces.

Por supuesto, hacen falta dos pianos. Pero no necesariamente dos pianistas.

Creo que me la voy a poner en bucle.

ht Ponzonha

5 buenas canciones

Me gusta sobre todo:

Dominicanas Anabel and Cristabel Acevedo used to make music under the name Las Acevedo; for their new project, Mula, the pair has added Rachel Rojas and some more electronic elements to their sunny island vibe. “Retumba” pulses with considerably more energy than the previous project’s acoustic beach-bonfire aesthetic, but the sense of place is still there.

Origen: The 5 Best Songs We Heard This Week: Mula, So So Glos, Esperanza Spalding | Flavorwire

Loving Vincent

Loving Vincent es una película sobre la vida de Vincent van Gogh. Lo llamativo es su forma de creación: 12 pinturas al óleo sobre lienzo por segundo empleando el estilo del pintor. La idea es que los propios personajes de los cuadros cuenten la vida de van Gogh.

Y el primer trailer:

The First Trailer for ‘Loving Vincent,’ an Animated Film Featuring 12 Oil Paintings per Second by Over 100 Painters | Colossal

En Snapchat

Hace poco me he unido a Snapchat. Ya me llamaba la atención desde hacía un tiempo, pero el impulso definitivo me lo dio Emilio Cano en el episodio #876 Soy un anciano y tú también, donde comentaba sus aventuras con esa red social. Así que me dije, adelante.

Llevo ya un poco más de una semana y la verdad es que me está gustando mucho. Lo encuentro relajante y agradable, como el verdadero café con amigos. Ésa era la sensación que tenía hace unos años en Twitter, pero que he ido perdiendo con el tiempo. Me alegra haberla recuperado.

Para celebrar el poco tiempo que llevo, he hecho un vídeo montando algunas cosas que he hecho en esos días.

Si te apetece seguirme, soy newseverian en Snapchat. Si estás en el móvil, puedes usar el enlace http://www.snapchat.com/add/newseverian

O si lo prefieres, mi snapcode. Abre Snapchat en el móvil, apunta la cámara a la imagen y mantener el dedo pulsado sobre ella. Debería funcionar (“debería”…)

snapcode

Diez excelentes consejos de mi amigo Álex Barredo que debes tener en cuenta en el momento de poner en marcha una newsletter. Me gustan, sobre todo, porque son tremendamente prácticos, nacidos de la experiencia. Un ejemplo:

Ten voz propia. Si va a leer lo mismo que en un montón de lugares tu lector se va dar de baja. No queremos tener emails repetidos.

Origen: Mis diez consejos si estás comenzando una newsletter – Álex Barredo

Un comentario aparte merece el gran resurgir de las newsletters. El boletín de noticias por correo parecía haber quedado aparcado y olvidado en el siglo XX. Imagino que para este renacimiento hay varias razones, incluyendo las opciones simples de las que disponemos ahora para hacerlo y la muerte del RSS de cara al público, que ha quedado relegado a tecnología de infraestructura.

Andrés Segovia y J.S. Bach

Varios vídeos y una lista de Spotify. Me gusta sobre todo ésta:

Segovia’s “mere name,” writes Joseph Stevenson, “was enough to sell out houses worldwide.” A prodigy whose technique was “superior to that which was being taught at the time,” Segovia made his debut at the age of 15. Just a few years later, he played Madrid, the Paris Conservatory, and Barcelona, then, in 1919 made a “wildly successful” tour of South America. When he returned, the composer Albert Roussel wrote a piece specifically for him, which he performed in Paris, “the first of many works,” Stevenson writes, “written for him by distinguished composers…. There were classical guitarists before him, and distinguished ones even when he appeared, but it was not an instrument that was regarded as a serious vehicle for classical music. Segovia personally changed that.”

Origen: Legendary Classical Guitarist Andrés Segovia Plays Timeless Pieces by J.S. Bach | Open Culture

1 2 3 260