El método McLuhan

No, no hablo de ningún procedimientos para estudiar los nuevos medios o algo así. Hablo de una técnica —que Douglas Coupland cuenta en su biografía de McLuhan, You Know Nothing of My Work!— que desarrolló para decidir qué libros leer y cuáles no. El hombre aparentemente tenía muy poca paciencia para leer libros que no le interesaban, por lo que abría cualquier lectura potencial por la página 69 y si dicha página no le impresionaba, no leía el libro.

La verdad es que me gusta mucho la técnica. Leer la primera página no ayuda mucho, porque los comienzos tienden a ser muy estándar (sobre todo en los libros de divulgación, que tienen tendencia a empezar con una larga explicación del paisaje alrededor del centro de investigación donde el autor se encontró con el científico que le sirve para arrancar la historia; te la puedes saltar sin problemas e ir directamente a la página cinco donde habitualmente se dicen hola por primera vez). El final suele contener ya conclusiones y cierres, por lo que tampoco sirve bien de referencia. Pero una página como la 69 es perfecta porque el libro ya está entrado en materia sin haber avanzado tanto como para que resulte totalmente incomprensible lo que leas (asumo, por supuesto, que es un método a usar con libros de ensayo, no con novelas o similares).

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.