Ciencia y sociedad en Doctor Who

Es un comentario metido casi al final del último episodio que he visto de la serie (el segundo de la sexta temporada). Tras la conclusión de la aventura, descubrimos que un agente fue expulsado del FBI por querer casarse. Estamos en 1969, el día mismo en que la humanidad ha llegado a la Luna. Teniendo en cuenta los servicios prestados por el agente para resolver la crisis del momento, el presidente de los Estados Unidos (un Nixon que irónicamente el episodio ha convertido en héroe) se muestra magnánimo y está dispuesto a perdonarle al agente el que quiera casarse con alguien de raza negra. Por desgracia, al agente le gustaría casarse con un hombre de raza negra. Al descubrirlo, el único comentario del presidente es que por ahora haber llegado a la luna es más que suficiente. Me encanta esa observación de que los avances tecnológicos son relativamente fáciles, pero que los cambios sociales requieren mucho más tiempo y son mucho más difíciles. ¿Ir a la luna? Nada, eso lo hacemos en menos de una década, dime sólo cuánto dinero tengo que poner. ¿Un hombre casándose con otro hombre? Para eso mejor esperamos medio siglo.

La verdad es que ese tipo de comentarios son habituales en la encarnación moderna de la serie (he visto muy poco de la antigua). Hace unas temporadas, el Doctor se refugiaba en el Reino Unido justo antes de la Primera Guerra Mundial. Su compañera de entonces, médica, al ser de raza negra tenía que ocupar un puesto de limpiadora, por su doble discapacidad: no sólo su raza no era la correcta para esa época, es que además era mujer. El episodio, que con otra ironía se llama «Human Nature», contiene así mismo varios comentarios sobre las relaciones entre clases sociales e incluso sobre el colonialismo inglés. La ansiedad por el imperio es otro de esos temas que no dejaban de salir en temporadas anteriores (al final de la segunda temporada, la jefa de la ultrasecreta organización victoria Torchwood declara que trabaja por «la reina y el imperio». Cuando le recuerdan que el país ya no tiene imperio, se limita a responder «por ahora»).

Evidentemente, siendo una serie que ha demostrado una gran longevidad, podemos concebir alguna próxima versión del Doctor (en cuanto hayan resuelto el problema de la regeneraciones limitadas) viniendo a nuestra época y demostrando como a nosotros también la tecnología se nos daba bien pero lo social lo teníamos más descuidado.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.