Things the Grandchildren Should Know de Mark Oliver Everett

Mark Everett -más conocido por su nombre artístico: Eels- cuenta en el libro, en el que debe ser el momento más triste, que cuando era adolescente se encontró a su padre muerto en casa. Su padre era el famoso físico Hugh Everett, creador de la interpretación de muchos mundos de la mecánica cuántica. Cuenta también, en su interpretación de lo sucedido, que una combinación de amargura y carácter convirtió a su padre en un hombre distante, que tocar el cadáver fue una de las pocas ocasiones en las que recuerda haber tocado a su padre.

Tuve una época en la que escuchaba su música y la de Belle and Sebastian. Tengo la impresión de que la diferencia principal entre los dos era la siguiente: Eels te engatusaba con una voz de mundo de colorines, ofreciéndote una gominola envenenada, mientras que Belle and Sebastian te preguntaba amablemente si estarías dispuesto a dejarte clavar un puñal oxidado. En ambos casos, acabas con algo en el cuerpo que quizá no querrías tener dentro, una serie de ideas y de visiones del mundo que una vez conocidas ya no se podían olvidar.

La vida de Mark Everett ha estado llena de golpes tremendo, perdiendo a miembros de su familia cercana con un ritmo que casi parece cronométrico. También están las drogas en algún momento, y aparentemente sólo sabe mantener relaciones con mujeres que están locas. Sin embargo, no se puede considerar estrictamente trágica, porque ha encontrado una forma de canalizar sus experiencias y convertirla en canciones. De hecho, en momentos determinados identifica hechos concretos y explica cómo acabaron convertidos en canciones. También, a juzgar por lo que cuenta, ha logrado hacerlo manteniendo un mínimo de integridad creativa. Es más, al final el libro ejecuta una bucle y vuelve al comienzo. Mark Everett convertido ya en adulto comprende y acepta las limitaciones de Hugh Everett. El rencor, nos dice, te hace sobre todo daño a ti. Todos tenemos problemas, nos dice, y nadie vive en un cuento de hadas. Ni siquiera su padre.

En Things the Grandchildren Should Know, Mark Oliver Everett intenta ser sincero y creo que en general lo consigue. En ocasiones un poco autoindulgente y la narración puede llegar a ser desigual. La persona aparece con todas sus contradicciones, dobleces y espinas, como un ser humano, vamos. Creo que es incluso un libro que vale la pena leer aunque no hayas escuchado jamás de Eels. Y si lo has hecho, creo que te revelará mucho sobre su música.

[50 libros] 2010

Categoría: Libros, Silva

Pedro Jorge Romero

Show 1 Comment