Greg Egan sobre Avatar

Greg Egan, el gran escritor de ciencia ficción comenta Avatar. Dos citas:

Some reviewers have noted echoes of the works of Poul Anderson in Avatar, and I’m sure there were also traces of Anne McCaffrey and a hint of Ursula LeGuin. But on reflection, what it really felt like to me was a fourth movie in the Shrek franchise, pipping the yet-to-be-released Shrek Forever After to extrapolate that series’ twin curves of rising technical achievement and plumetting wit to their logical endpoint: a near-immaculate feat of visualisation, accompanied by a staggeringly awful plot in which clunky genre conventions triumph completely over plausibility and originality. Avatar even boasts its very own love story where societal expectations and superficial barriers of size and pastelicity are overcome by generous helpings of pixie dust.

Y ya al final, un consejo:

If you want an emotionally satisfying fantasy about wounded nature, try Princess Mononoke; if you want a whimsical, visually stunning action adventure where the dialogue rises above “Outstanding, Marine!”, rent the Pirates of the Caribbean trilogy. Sometime in the next twenty years or so, the technology that enabled Avatar will become cheap enough to risk employing alongside a moderately intelligent script. But if you want to see the technical state of the art right now, go ahead and pay your share of Avatar‘s nine-figure budget. Think of it less as a piece of entertainment than a glimpse of the kind of day-dreams your not-too-distant descendants might well be scripting and directing in real time themselves.

Quizá te interese

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 4 Comments
  • estocasticom 22 diciembre, 2009, 7:16 pm

    Completamente de acuerdo. A ver, la peli no es mala (James cameron parece geneticamente incapaz de hacer una mala peli), pero tampoco es una obra maestra que marque un hito en su género.

    Yo tuve la suerte de que aunque solo dos cines de mi provincia la daban en 3D, uno de ellos era el de mi pueblo.
    Ciertamente es una gozada el nuevo 3D. Las gafas 3D encajaban bien sobre mis gafas de ver, durante las 2 horas y media no note mareos ni dolor de cabeza (solo un ligero escozor de ojos a los 30 minutos y que paso poco después).
    Olvidaros del viejo 3D borroso y de objetos con los bordes verdes y rojos. Aquí los objetos (y personajes) en pantalla tienen PROFUNDIDAD (es la única manera de describirlo que se me ocurre), no como en una foto, cuadro o película 2D donde la perspectiva da sensación de profundidad, no , realmente tienes la impresión de que delante tuyo hay un objeto real (nada de el dinosaurio me va a atacar o esa mano se me acerca, no, un simple objeto real delante tuyo).

    Valdría la pena verlo aunque fueran un par de ancianas haciendo ganchillo y hablando del tiempo.
    Es como ver el “Cantor de Jazz” en los años 20, es el nacimiento de algo nuevo que revolucionara la forma de ver cine y que en un par de décadas sera tan común como el aire, pero el principio fue aqui.

  • rvr 23 diciembre, 2009, 2:19 pm

    estocasticom: No sé por qué, pero el 3D no me impresionó tanto. ¿Quizás es porque he visto pelis de animación? Las primeras imágenes sí, pero luego me acostumbré. Lo que me gustó fue la altísima calidad de la recreación en 3D: deja atrás las pelis de Zemekis (y eso que Beowulf me encanta) y está a la altura de Gollum. Sin embargo, la fantasía para mi gusto es poco imaginativa: se ven plantas, árboles, hojas, insectos, mamíferos, dinosaurios… ejem. Y sobre el guión, nada que no se haya dicho ya 🙂

  • Avatard 23 diciembre, 2009, 3:44 pm

    El 3D era de pena. Igual que todos los demás. A veces borroso.

    El guión, ni te cuento. Como ir a ver Pocahontas.

    Los gráficos por ordenador muy bonitos, pero eso sólo significa que es una película de ANIMACION técnicamente bien hecha.

    La gente que dice que esta película es el no-va-más-de-los-no-va-más o bien tienen 15 años y no han visto muchas películas o, simplemente, están majaras.

  • John 15 abril, 2011, 3:10 am

    Totalmente de acuerdo Avatard. La película es mala, malísima. Y lo del 3D es un desastre porque en las escenas de acción todo se vuelve borroso y no te enteras de nada.

    Espero que llegue pronto el día, tal como dice Greg Egan, en que toda la tecnología que hay detrás de Avatar sea suficientemente asequible para incorporarla a guiones un poco más arriesgados que “Pocahontas in Space”.