Elogio de la irreligión de John Allen Paulos

Elogio de la irreligiónLo que más me ha sorprendido de este libro (Tusquets Editores. ISBN: 978-84-8383-133-5. 166 pp. 15,00€) fue la introducción. Esperaba que fuese inteligente y mesurada, pero por alguna razón, no esperaba que la introducción contuviese tantas ideas interesantes. Por ejemplo, comenta que le parece posible ser ateo y agnóstico a la vez, dependiendo de lo que se esté hablando en cada momento. Y no sólo reconoce el valor de algunas tradiciones religiosas, cosa que ya me esperaba, sino que incluso habla en algún momento de una religiosidad mínima compatible con las religiones del mundo y con el conocimiento científico, una «religión» que aceptase la sobrecogedora maravilla del mundo, una simple aceptación de esa realidad.

El resto del libro es una recopilación de argumentos «lógicos» para demostrar la existencia de Dios, explicados brevemente y acompañados de razones para rechazarlos como válidos. El autor dice que pretendía que el libro fuese ágil e informal, cosa que consigue. Se lee muy bien, con rapidez. Sorprendentemente, porque en ocasiones se trata de complicados argumentos. Por supuesto, no todos los argumentos son igualmente lógicos, y algunos son del tipo más bien emocional de «yo creo, por tanto…» que no tienen demasiado peso. Otros, basados el Principio Antrópico y variaciones, requieren algo más de análisis. Eso sí, el autor no pretende una crítica exhaustiva y minuciosa de cada argumento, para eso habría que recurrir a otro libro, sino una aproximación inicial a sus principales puntos débiles. Tampoco pretende demostrar la inexistencia de Dios, porque tal cosa, nos explica, implicaría demostrar un negativo, cosa que en la mayoría de los casos tiende a ser imposible. Pretende demostrar, simplemente, que esos argumentos no tienen mucho peso y que no hay razones para aceptarlos.

(En uno de los capítulos, por cierto, se marca un curioso diálogo con Dios –que es más un ente del universo que otra cosa- que a mí me recordó mucho al Dios taoísta de Smullyan).

Como siempre, John Allen Paulos sabe salirse de vez en cuando por la tangente y explicar pequeños detalles que aumentan nuestra comprensión de la lógica o la matemática (me gustó, por ejemplo, el «error de disponibilidad» que se comenta en la página 123). Por tanto, Elogio de la irreligión es en su conjunto una divertida excursión muy recomendable.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 5 Comments
  • JAVIER DE SOLANO 10 mayo, 2009, 10:09 pm

    hola : para paulos ,lo unico que te puedo decir es que la biblia dice que la palabra de dios seria predicada por todo el mundo ,asta los confines de la tierra,
    esto es para todo aquel que cree,ya que sin fe es imposible agradarle .el mensaje es cree en el señor jesus que murio para salvarnos de la condenacion eterna .si no crees ya estas condenado.es lo que dice la palabra tienes libre albedrio.medita en esto bendiciones.

  • Lautaro Armella 12 mayo, 2009, 3:22 am

    Respeto las creencias y a los creyentes ; pero, Javier, se nota que no leiste el libro…
    Yo no soy creyente …pienso que desde la antiguedad (y sobre todo en la edad media) las religiones no son mas que inventos que genera desigualdad , violencia y discriminacion.
    Las iglesias son un fraude…roban a la gente con mentiras aprovechando justamente las creencias de la gente …sobre todo la iglesia catolica …en la edad media, con la inquisicion murio y fueron perseguidos gran parte de la poblacion europea incluidos figuras historicas acusados de erejes por realizar avances cientificos…
    Jesus si existio…pero el Jesus revolucionario es el que existio y no el jesus milagroso traido al mundo por medio de una «inmaculada concepcion» que revivio de entre los muertos bla bla bla y esa sarta de mentiras ridiculas…

  • Betina 14 mayo, 2009, 8:38 pm

    A los que creen en Dios le digo no pierdan tiempo molestándonos a los que no creemos. Pierdan su tiempo yendo a misa y dejennos de joder.

  • Sergio 14 julio, 2010, 6:20 pm

    yo solo kiero leer el libro, donde lo compro???? xiales o aunq sea pasenmelo en archivo

  • Tomás 14 octubre, 2010, 10:22 pm

    Haber Javier, estás usando un texto: Juan 5:18, que como otros del mismo tipo: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, no por obras (Efesios 2:8) que están a su vez CONTRADICHOS por otros textos sobre todo por el libro de Sntiago: …y yo te mostraré mi fe POR MIS OBRAS…¿mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras está muerta? (2:18,20).Si lees la Biblia con espiritu crítico y no mediatizado por lo que tu Iglesia de dicte, te darás cuenta de que casi no hay dos textos que no se contradigan.