Los superhéroes injustamente desconocidos de Manu Larcenet

Soy un seguidor de Manu Larcenet desde hace poco, pero admiro su capacidad para contar historias y su inteligencia, por lo que he procurado ponerme al día. Cuando supe por primera vez de Los superhéroes injustamente desconocidos (Ediciones Kraken. ISBN: 978-84-936281-0-9. 48 páginas. 12,90 €) pensé que se trataría de una obra desmitificando el mundo de los superhéroes, quizá un divertimento.

Y sí, es Larcenet divirtiéndose todo lo posible sin buscar mayores pretensiones, deleitándose con el simple hecho de ir hilando las historias. Pero al contrario de lo que esperaba, sólo la última historia, «Hiper Colocado Man», en la que un yonqui se enfrenta a Batman y al Hombre de Hierro, entra en el apartado de desmitificación.

El resto, sin embargo, funciona justo al revés: se usan las convenciones y lugares comunes del cómic de superhéroes para mostrar y satirizar debilidades nada superheroicas y muy humanas. Se trata sobre todo de poner en evidencia taras y anhelos más que humanos por el método de transformarlos en rasgos superheroicos. Por ejemplo, tenemos a «Wonder Mecánico» con el superpoder de repararlo todo, a «Super Tímido Boy» con el superpoder de ser tímido -lo que la verdad, no suena mucho a superpoder- o a «Agrikultor» con el poder de hacer crecer las verduras. Todos usan sus poderes más o menos para el bien, todos se encuentran con problemas inesperados y las situaciones dan unos cuantos giros antes de acabar.

Estas historias breves contienen grandes dosis de humor, pero Lacernet manifiesta también toda su capacidad para la emotividad. Quiere a sus personajes y todos poseen un fondo de tristeza y melancolía. Algunos porque fracasan, otros porque no acaban de triunfar del todo y otros por las circunstancias que les rodea. El autor demuestra su gran facilidad para combinar la ternura con la risa.

Y ahora les cuento mi historia preferida: «Combustion Man». Unos extraterrestres deciden conquistar la Tierra –a principios del siglo XX- haciéndose pasar por mujeres y quemando los filetes de sus maridos. Un hombre descubre que puede lanzar rayos que queman y se dedica a cazarlos. Ya en la primera viñeta sabemos que le condenan a la guillotina. ¿Es realmente el visionario que se declara o no será más que un simple asesino de mujeres? Misoginia, sexismo, superpoderes y supersticiones mezclados en una historia que se ríe de más de uno.

Los superhéroes injustamente desconocidos es un Larcenet juguetón y tierno, sin intentar alcanzar a sus obras más importantes, el trabajo de un autor divirtiéndose e intentando divertir.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 2 Comments
  • sara 30 julio, 2008, 2:20 pm

    hola, eres de barcelona? sabes con quien podria jugar a munchkin?

  • la chica de Potedaia 30 julio, 2008, 6:55 pm

    Otro libro que me apunto para buscar algún día.