#4 Tricks of the Mind de Derren Brown

tricks_of_the_mind.jpgUn mago cuenta sus trucos. No, la verdad es que no. Contar, no cuenta mucho que no se sepa ya. Habla sobre hipnosis, sobre trucos nemoténicos o sobre programación neurolinguística. Pero si quieres saber cómo crea sus ilusiones, éste no es el libro. Y lo que cuenta sobre lo que realmente cuenta tampoco es excesivamente rompedor y, si te interesa alguno de esos temas, lo más probable es que ya lo conocieses. Pero nada de eso importa. Lo realmente interesante, lo que más impacta de leer este libro, es la absoluta y total defensa de la ciencia y la razón que hace su autor. Sé que los magos tienden a ser bastante escépticos, pero no me esperaba que buena parte del contenido de este libro fuese así. Una señal muy positiva.

[50 libros] 2007

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 4 Comments
  • nitroglicerino 31 octubre, 2007, 12:44 am

    ¿Cuándo vas a hacer unas fotos mostrándonos tu biblioteca? Estoy harto de imaginar. Quiero ver la realidad 🙂

  • pjorge 31 octubre, 2007, 8:07 am

    Mi biblioteca es más bien reducida. Aparte de estar repartida entre varios lugares, ahora tengo la costumbre de ir deshaciéndome de los libros que voy leyendo. Así se gana espacio para libros nuevos.

  • Algernon 31 octubre, 2007, 10:35 am

    *mnemotécnicos (ya sé que es una palabra horrible, en fin)

  • Fito 4 noviembre, 2007, 3:42 pm

    Como humilde representante del gremio del ilusionismo, he de decir que los magos generalmente somos escépticos hasta rayar en el descreimiento. El excelente trabajo de gente como James Randi (http://www.randi.org/), fantástico mago y actual «caza-pufos», no hace más que poner de manifiesto el rechazo que sentimos por gente que aprovecha sus conocimientos de ilusionismo para engañar y estafar incautos (léase Uri Geller y similares), haciéndoles creer que tienen algún tipo de poder. En fin, siento haberme extendido tanto en el comentario y enhorabuena por tu interesante blog.
    Nota – Si te vas a deshacer del libro de Derren Brown también, avísame que yo te lo compro 😉
    Un saludo