Finalistas premio JdA

El pasado sábado 13, en el marco del Festival de Juegos de Mesa de Córdoba, se anunciaron los finalistas al premio Juego del Año que reconoce al mejor juego del 2007. Deberían ser 5, pero por la magia de los empates, son 6. Aquí les presento a los candidatos.

Los he colocado en orden de complejidad, empezando por el más sencillo y acabando con el más complicado. Si no tienes mucha experiencia con este tipo de juegos, el primero es una excelente opción para empezar. Si tienes cierta experiencia vete al punto medio de la lista. Y si tienes mucha experiencia, ya te imaginas el que debes probar (aunque en ese caso, es probable que lo hayas hecho).

Por supuesto, el juicio de complejidad no implica una estimación de calidad. Cada uno de estos juegos es más que bueno en su respectivo espacio y cualquier podría ser perfectamente un ganador válido (si no, no estaría en la lista). De hecho, yo no estaría seguro de por cuál votar y me debatiría entre tres de ellos.

Finalmente, he añadido enlaces por si alguien quiere comprarlos. LaPCra y Dracotienda son dos de las tiendas que uso habitualmente y no vacilo en recomendarlas.

bohnanza.jpgBohnanza, de Uwe Rosenberg (Mercurio). Excelente juego de cartas donde los jugadores se dedican al cultivo de alubias diversas. Cada jugador dispone de dos huertos donde puede ir cultivando plantas del mismo tipo. Cuando le resulta más conveniente, puede recoger lo sembrado y convertirlo en dinero. También es posible, la verdad es que es imprescindible, realizar intercambios con otros jugadores. Una de las particularidades del juego es que es obligatorio jugar la mano en el orden en que se recibió, lo que te lleva a buscar formas de deshacerte de esa carta que te impide llegar a la que realmente quieres. Las propias cartas son también el dinero del juego, por lo que al cosechar y ganar pasta se va reduciendo además el número de cartas en juego.
Comprar: laPCra y Dracotienda

hive.jpgHive: La Colmena, de John Yianni (Crómola). Se trata de un juego para dos jugadores. Cada jugador dispone de una serie de piezas hexagonales que representan insectos. Cada insecto se puede mover sobre la zona de juego de una forma diferente y por tanto sirve a un fin estratégico diferente. Cada jugador dispone de una reina y el objetivo del juego es mover las piezas hasta dejar encerrada la reina del contrario. Se aprende a jugar en poco minutos y es uno de estos juegos para devanarse el cerebro. Además, la partidas son francamente rápidas. Uno de los detalles más interesantes del juego es que las piezas están fabricadas de un plástico duro bastante agradable al tacto, por lo que se puede llevar a cualquier parte y jugar en cualquier lugar, incluso en la playa con viento. Por esa razón dentro de la caja viene una cómoda bolsa para su trasporte.
Comprar: laPCra y Dracotienda

pilares_de_la_tierra.jpgLos Pilares de la Tiera, de Michael Rieneck & Stefan Stadler (Devir). Con este juego entramos ya en el territorio de lo juegos de cierta complejidad. La idea es ir construyendo una catedral y precisamente la partida termina cuando se completa el edificio (que se va levantando, con piezas de madera, en medio del tablero). El jugador debe administrar sus recursos lo mejor posible para poder ir construyendo su parte, para lo que dispone de un número limitado de trabajadores y el dinero que haya podido ganar. Sobre el tablero, muy bonito, hay múltiples opciones, aunque, por desgracia, no puedes hacer uso de todas las que quisieses. Organizarse y pensar son las claves de este juego. Hace un tiempo lo comenté más ampliamente.
Comprar: laPCra y Dracotienda

principes_de_florencia.jpgPríncipes de Florencia, de Wolfgang Kramer & Richard Ulrich (Excalibur). Un juego de gran elegancia donde el jugador representa a un príncipe del renacimiento. La idea es ir mejorando el palacio, con la intención de ir atrayendo a artistas e intelectuales para lograr puntos de prestigio y dinero. Para ello, el jugador debe ir cerrando diversas obras cuya dificultad, y también valor, se incrementa a medida que avanza la partida. Al principio, parece difícil de entender, pero gran parte de su complejidad es ilusoria porque a la primera ronda se entiende perfectamente lo que hay que hacer. Su verdadera complejidad radica en que hay muchas cosas a hacer y no hay recursos suficientes para hacerlas todas. Un juego muy satisfactorio. Ya lo comenté más ampliamente hace un tiempo.
Comprar: laPCra y Dracotienda

puerto_rico.jpgPuerto Rico, de Andreas Seyfarth (Devir). Y cuando se habla de elegancia de un juego, Puerto Rico tiene que salir. Cada jugador es el administrador de una plantación colonial que debe ir desarrollando para ganar puntos de victoria. Hay muchas formas de hacerlo, desde construyendo edificios, que a su vez ofrecen ventajas, hasta enviar productos a la metrópolis. Probablemente el aspecto más curioso de Puerto Rico sea su sistema de personajes. En su turno, el jugador elige un personaje de entre los disponibles y ejecuta esa acción con cierta ventaja. A continuación, los demás jugadores pueden ejecutar la misma acción sin la ventaja. Así hasta el final de la ronda. Es decir, si nadie escoge a cierto personaje, la acción de ese personaje no se ejecuta. Deliciosamente retorcido, diría yo. Puerto Rico, número uno en el ranking de BoardGameGeek, es un firme candidato.
Comprar: laPCra y Dracotienda

caylus.jpgCaylus, de William Attia (Edge). Y llegamos al juego más pesado de todos, aunque es algo menos elegante que Príncipes de Florencia o Puerto Rico. Al igual que Pilares de la Tierra, que suelen definir como Caylus-light, la cosa va de construir, en esta ocasión un palacio. Es otro de esos juegos que al principio parece complejo de mecánica aunque en realidad es más simple de lo esperado. Las acciones están divididas en fases perfectamente delimitadas y si uno las tiene claras, no hay mayor problema. En realidad, la complejidad se encuentra en otra parte. Para poder conseguir los materiales para construir el palacio, los jugadores deben ir a su vez desarrollando el pueblecito de Caylus construyendo los edificios necesarios (por ejemplo, arquitectos o carpinteros). Por tanto, es muy importante en cada momento tener claro qué edificios te conviene construir y cuáles no y qué beneficios añadidos podrás obtener (si otro jugador usa un edificio contruido por ti, cobras un «alquiler») y la verdad es que hay muchos edificios disponibles. A mí me gusta bastante, pero no es un buen juego para empezar. Lo comenté hace un tiempo.
Comprar: laPCra y Dracotienda

El ganador se dará a conocer durante el III Encuentros de Juegos de Mesa 2007, que se celebrará en Barcelona del 21 al 23 de diciembre de 2007.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.