Kurt Vonnegut, adiós

Deja algunas impresionantes novelas y la demostración de que no hay límite a la lucidez que cabe en el cuerpo de una persona. Cory Doctorow cuenta más.

Dos reseñas de sus libros: El desayuno de los campeones y Timequake.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 6 Comments
  • vespinoza 12 abril, 2007, 12:56 am

    Descanse en paz en Trafalmadore

  • Locke 12 abril, 2007, 2:53 am

    Oh, mierda, ¿quién cuidará ahora de Kilgore Trout?

  • Gilbertus 12 abril, 2007, 3:13 am

    Lo último que leí de él fue «Un hombre sin patria».

    Ojalá todos los estadounidenses se parecieran mínimamente al él, lo que ganaría este planeta.

  • Locke 12 abril, 2007, 3:31 am

    Ojalá TODOS nos pareciéramos algo más a él, determinadas conductas no son propiedad exclusiva de los estadounidenses, sino de toda la puñetera especie…

  • Gilbertus 12 abril, 2007, 5:43 am

    De acuerdo, pero estaba pensando en los estadounidenses porque la crítica social de Vonnegut se centraba principalmente en su propio país, no por echarles la culpa de todo, que no la tienen.

  • Preguntón 12 abril, 2007, 8:54 am

    ¿Hay alguna relación entre Whedon y este hombre? Por ejemplo, algún comentario de Whedon.