Ética hipotética

by Pedro Jorge Romero on 18/11/2005

He decidido demostrar mis principios rechazando una oferta hipotética de publicidad en mi página. Es decir, alguien hipotéticamente podría hacerme una hipotética oferta de dinero hipotético a cambio de insertar publicidad hipotética en mi página. A continuación, yo rechazo, esta vez de verdad, la oferta hipotética y con eso demuestro la solidez de mis principiosy mi independencia del vil capital. Como la ética es mayor cuanto mayor es el dinero hipotético rechazado, he decidido rechazar una oferta hipotética de 22.000 euros.

Pues eso. Hipotéticamente podría recibir una oferta hipotética por 22.000 euros hipotéticos. La hipotética oferta sería por insertar publicidad hipotética durante un año hipotético en mi bitácora. Y aquí mismo la rechazo formalmente.

Jo, ya me siento más ético y más moral.

Lo bueno de esto es que la ética hipotética es muy simple y cómoda, y se puede practicar en la intimidad del hogar sin ningún problema o menoscabo. Por eso invito a todo el que quiera a rechazar cantidades hipotéticas de dinero hipotético a cambio de publicidad hipotética. Recuerden, el efecto es mayor cuanto mayor es la cantidad hipotética de dinero hipotético rechazada.

La próxima semana les hablaré de mi nueva dieta hipotética. Consiste en no comer la comida que hipotéticamente podrías haber comido. Por supuesto, todas estas entradas en mi bitácora son y serán totalmente hipotéticas.

{ 47 comments }

Previous post:

Next post: