De cómo Bob el millonario se tuvo que convertir en pirata

Bob tiene dinero de sobra. Le encanta la televisión, en especial la serie Perdidos. Como vive fuera de Estados Unidos, está sujeto a las veleidades de la cadena de televisión local. Bob acaba de ver el quinto capítulo de la serie y se ha quedado intrigado. Como Bob vive en el siglo XXI, piensa que podrá ir a Internet y pagar para bajarse los capítulos que ya se emitieron en EE UU. Pero sorprendido descubre que eso no es posible. No importa el dinero que esté dispuesto a pagar, los productores no le van a vender la serie que quiere ver. Bob no quiere convertirse en pirata, pero gracias a un amigo descubre que puede bajarse los capítulos que quiera en alta definición.

En suma, un cómic que explica todo lo que anda mal en la distribución de contenidos, con su segmentación artificial de mercados, de este comienzo de siglo. Hay mucha gente dispuesta a pagar por un producto que sin embargo nadie le quiere vender. Por ejemplo, no había ninguna buena razón que impidiese la salida del último libro de Harry Potter en varias lenguas simultáneamente.

(vía Mobhappy)

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 9 Comments
  • Escribano 24 julio, 2005, 7:36 am

    Uncomic con reflexiones muy acertadas. A ver si la industria se espabila un poco de una vez.

  • JJ 24 julio, 2005, 9:09 am

    No cabe duda de que hay algo que va mal con la industria de distribución, pero también con una cultura que implica la satisfacción inmediata de las necesidades. Todo empezó con la Polaroid, y mira hasta dónde hemos llegado 😉

  • JJ 24 julio, 2005, 9:29 am

    Por cierto, el cómic está muy bien, pero hay cierta inconsistencia en el razonamiento. Primero, no hay una relación causa-efecto entre que la distribución esté restringida por mercados y el hecho de que la gente lo comparta usando P2P. Es decir, los estudios no son _culpables_ de que se comparta, si es que se puede hablar de culpabilidad. Y segundo, el hecho de que los estudios lo distribuyeran de forma inmediata no evitaría que se compartiera libremente; de hecho, seguiría teníendo que competir con esa distribución libre.
    Y, como siempre, hay matices, un ecosistema complicado en el que están estudios, distribuidoras, televisiones nacionales… el hecho de que los estudios no distribuyan inmediatamente todo el contenido, incluso antes de que se emita por televisión (¡hey! Soy Bob el millonario y quiero comprarme el DVD de Perdidos en cuanto que salga de posproducción, y las televisiones malas malas hacen que me convierta en un pirata) se debe, posiblemente, a que las televisiones no los dejan, los distribuidores de DVDs no los dejan, la CIA no los deja, sus señoras no los dejan, y todo un entramado de intereses comerciales que posiblemente se quede obsoleto en unos años pero que, por lo pronto, es lo que hay.

  • Pedro A. Ramos 24 julio, 2005, 12:54 pm

    A mí me pasó lo mismo con Dos metros bajo tierra. Creo que deberían espabilar, sobre todo las pequeñas e independientes. Saludos

  • muad_did 25 julio, 2005, 1:36 am

    Sobre Harry Potter, yo he oido que fue presisamente deseo de la autora no sacarlo en otros idiomas a al vez, queria mantenter el secreto y que se leyera en su ingles primero… no se hasta que parte sera verdad

  • stashhh 25 julio, 2005, 3:35 am

    No se, lo de Harry Potter personalmente creo que se hizo asi para vender mas .. o sea una persona que puede leer en ingles o entiende algo que es fanatica del libro lo compra en cualquier idioma por que es fanatica/o .
    Y lo lee asi el libro pero despues cuando sale la version traducida a su idioma compra el otro libro y lo vuelve a leer de nuevo pero bien . De esa manera ganan el doble de plata ya que venden mas libros 😛

  • J. Txarriere 25 julio, 2005, 3:41 pm

    Pues que Bob me explique el truco. Yo, con banda ancha, me paso varias semanas para bajarme un miserable capítulo de Lost (unos 355 MB). Tras dos o tres, te das cuenta que no vale la pena tener el ordenador todo el tiempo encendido para eso.

  • JJ 26 julio, 2005, 12:38 am

    Es que es millonario. Tiene una conexión óptica de 150 MBPS y un eMule exclusivamente para millonarios.

  • josep 26 julio, 2005, 4:02 am

    Me parece que lo del Harry Potter es para que los traductores no filtrasen los contenidos