Código 46

Código 46 es una película más interesante que buena. Nadie puede negarle que intenta ser diferente y en gran medida lo consigue. Plantea una reflexión sobre un mundo futuro en el que hay zonas interiores y exteriores (interior y exterior de qué jamás se explica), donde hace falta permisos llamados papers- (limitados por días) para viajar a cualquier parte. Y también existe el famoso código 46 que le da título, que prohíbe las concepción entre personas que compartan un 25% o más de su código genético (aparentemente, en ese mundo no existen los anticonceptivos).

Al protagonista, William, lo mandan a Shangai. Su misión es descubrir quién está falsificando papers que te permiten viajar por ese mundo futuro y tener cobertura en el punto de destino- empleando sus habilidades empáticas también se ha inyectado un virus para incrementarlas y rendir mejor. Bien, la falsificadora resulta ser la protagonista, Maria, y el protagonista se enamora instantáneamente (posible efecto del virus empático). Tan es así, que acusa a un inocente y pasa la noche con ella, antes de volver a casa su paper sólo le da cobertura por un día.

Ya de vuelta, le resulta imposible ponerse en contacto con ella. Enviado de nuevo a Shangai, porque las falsificaciones no se han detenido, descubre que ha desaparecido. Finalmente da con ella en el exterior, en una clínica, donde le han practicado un aborto y le han borrado los recuerdos del hombre que la dejó embarazada. Todo debido al famoso código 46.

La verdad es que quería que me gustase esta película. Es un tipo de ciencia ficción distinta, más centrada en la vida dentro del orden futuro, rodada muy bien y con escenas realmente logradas. Trata de los problemas genéticos, de la sumisión del individuo al estado, de la imposibilidad de controlar el propio destino.

Por desgracia, los elementos interesantes no acaban de cuajar en un todo. Transcurre en un mundo muy mal definido. Parece haber un sistema absoluto de control, pero no se explica cómo actúa. Parece haber una diferencia entre unas partes del mundo y otras, pero no se explica qué implican esas diferencias. Cuando los protagonistas huyen al exterior siguen, sin embargo, sujetos al código 46 (ya delito porque lo hacen aposta). Es más, en la clínica parecen capaces de crear un virus que hace que la protagonista sea alérgica a William. Si pueden hacer algo tan específico, ¿no podían haberle localizado y borrado la memoria a él también?

Lo que nos deja con una historia de amor. Que por desgracia es una serie de clichés, con mejores diálogos: amor a primera vista, predestinación, noche de amor que acaba en embarazo. Los personajes no están más desarrollados de lo estrictamente necesarios para esa función (y los actores luchan bravamente con los límites de sus personajes). La historia de amor sirve sólo para exponer los males de ese mundo futuro. Pero sucede en el vacío, sin relación real con nada de lo que se pueda ver en pantalla.

En resumen, Código 46 es demasiado poco para lo que pretende estar contando. Finge ser más profunda de lo que realmente es.Deja sensación de tener un guión poco trabajado, en el que las cosas suceden simplemente porque sí. Me resulta más difícil, sobre todo, porque he leído muchas historias de ciencia ficción que trataban mucho mejor los mismos temas.

Luego he visto otra película de Michael Wintterbottom, The Claim; una mucho mejor. Cuando el mundo estáclaro y definido, y los personajes tienen dimensión, las reflexiones sobre en The Claim la avaricia y la estupidez- sobre ideas adquieren toda su profundidad.

Quizá te interese

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 12 Comments
  • mp 2 mayo, 2005, 5:30 am

    Aunque el argumento de Código… parece interesante, le tengo yo un poco de prevención a Wintterbottom. Por lo de su estrafalaria Nine Songs, una película cuyo único mérito es que los protagonistas f-o-l-l-a-n de verdad.

    Digo yo que para eso ya tenemos el p-o-r-n-o.

  • mini-d 2 mayo, 2005, 6:42 am

    Parece una pelicula de Takeshi Mike que vi ayer dead or alive 3.

  • Edu 2 mayo, 2005, 7:24 am

    No he visto code 46, ni 9 songs, pero con “24 hour party people” me lo pasé como un enano, eso sí imprescindible la versión original.

  • BLAGDAROS 2 mayo, 2005, 7:38 am

    Pues le tengo ganas, pero aun no tuve oportunidad de verla.

  • El Forastero 2 mayo, 2005, 12:25 pm

    Que vamos a hacer pero a mi la película me gustó mucho. Efectivamente no te cuenta mucho lo que pasa en ese mundo ni cómo funcionan muchas cosas, pero en la mejor ciencia ficción no tienen que hacerlo. (Blade Runner nunca te cuenta cómo funciona nada). Pero hay gustos para todo.

  • Juancho G 2 mayo, 2005, 10:44 pm

    le tengo mucha fé a Tim Robins, asi que me anoto para verla.

  • Manuel 3 mayo, 2005, 10:42 am

    Yo la vi en Sitges y repetí hace unos meses cuando la pasaron en una muestra de cine de ciencia-ficción que hizo Calle 13 en un cine de Madrid. Y repetí porque me gustó, claro. No digo que no tengas razón en todos los huecos argumentales que planteas, pero la verdad es que a mí no me molestaron. Me pareció una película muy atmosférica. Con apenas unos cuantos apuntes de cómo es el futuro donde transcurre la historia creo que consigue que el espectador ponga de su parte todo lo que falta, consciente o inconscientemente. No sé si me explico.

    Quizá sea también que en ambos pases me dejé llevar lo suficiente como para que cualquiera pega que pueda tener la narración no me molestara… a mí, más que esos “huecos” en el guión, lo que no me gustó fue la voz en off de la protagonista, ya que no dejaba de pensar que no estaba planeada desde un principio y que se añadió en el último momento por miedo a que no se entendieran según qué cosas. Aunque también es verdad que en el segundo pase esto ya no me molestó tanto.

    Compra segura cuando la editen por aquí, al menos si me resisto a hacerme con ella antes vía Amazon.

  • lightme 6 mayo, 2005, 2:11 pm

    Vaya, suena realmente interesante 🙂

  • Sergio 10 mayo, 2005, 4:13 am

    Para cuando en españa? llegará algún dia?

  • julian morrot 10 mayo, 2005, 11:03 am

    Hay que verla en version original con palabras en diferentes idiomas.

  • yo 27 septiembre, 2005, 3:31 am

    Pues ami me gusto mucho codigo 46. En cuanto a que dices de fabricar un virus especifico para el empático, en ese mundo es facil, del aborto tienen la mitad de su codigo genetico. El localizarle puede ser mas dificil. A mi me vino a decir la peli, que en ese mundo las clonaciones y demas funcionan legalmente pero necesitan un control. Y que ese control no puede ser posible, pues las relaciones humanas no se pueden controlar. Es otra forma de decir que el tema de la clonacion dara mucho que hablar. Pero en vez de ponerse catastrofistas, tipo el sexto dia, lo ponen como que aunque todo este bien planteado por algun punto chasca.

  • uno 18 diciembre, 2007, 1:58 am

    Pero la habeis visto? es malisima no merece la pena ni bajarsela de internet. no explican nada de como funciona nada, puedo resumir la peli rapidamente en una frase: va sobre un tio que viaja a shangai y se lo hace con una.
    Por cierto la actriz coprotagonista me da arcadas. Se mueve igual que cuando era un precog, da autentico repeluco.