El regreso de la cabina de teléfonos… sin teléfono

Te metes con tu propio móvil y hablas todo lo que quieras y todo lo alto que quieras. No parece mala idea.

«In five years, it could be completely passé to be at a table in a restaurant and not get up to use the cellphone booth,» says Mr. Boehm, who paid around $3,500 to install a plush, brown and blue velvet-appointed booth at his own new restaurant, called BOKA. A discreet note on the menu tells diners about the booth.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 2 Comments
  • malglam 30 noviembre, 2004, 11:46 am

    Los suyo es que tuviera también para cargar el teléfono, que yo soy muy olvidadiza y voy siempre justo de batería.

  • Pedro 30 noviembre, 2004, 11:58 am

    Pero es que eso ya lo inventaron hace dos años:

    http://www.pjorge.com/archivo/2002/10/16/12:40:51/