Seminario sobre «Novos formatos de expresión na rede»

Sólo pude asistir a dos de las presentaciones, las de Darío Pescador y la de Víctor R. Ruíz. Con ambos tuve oportunidad de cenar anoche, acompañado de otros varios ilustres bitacoreros de Galicia. A Darío no lo conocía y resultó ser un señor divertido, interesante y encantador (no soy el único que lo opina). Comimos, por si a alguien le interesa, unos buenos chuletones (no, no hay fotos).

Pues bien, esta mañana Darío habló de «Narración visual. Novos retos da comunicación». O eso decía el título del papelito que nos dieron. En realidad, habló de Internet como medio de comunicación, situándola en un devenir histórico, y especialmente de cómo todavía no sabemos usarla.

Comenzó diciendo que la humanidad es una especie eminentemente visual sin defensas. Si alguna ventaja tenemos es la capacidad de aprendizaje. Las comunicaciones primitivas probablemente recurriesen más a ejemplos visuales, empleando representaciones de todo tipo. Sin embargo, la invención de la escritura aún trayendo grandes ventajas, redujo drásticamente el ancho de banda de lo que se podía decir. Al menos, tras la invención de la imprenta el acceso a los escritos se democratizó algo más.

Posteriormente se han inventado otros medios de comunicación. Por desgracia, a todos ellos se les aplican inicialmente las mismas soluciones que valían para medio anteriores (empleó una variación de la metáfora de que para quien tiene un martillo todos los problemas son clavos). Puso el ejemplo del cine que pasó de 1917 con la cámara fija como en un teatro al virtuosismo de movimientos de Ciudadano Kane en 1941. De la misma forma, la radio se convierte primero en un periódico leído. Y la televisión es como la radio pero con imágenes. Se tardan años en saber manejar un medio nuevo (para redondear, lo dejó en 20 años).

De ahí pasó a hablar de noticias en la web y alabó los esfuerzos de ciertos medios por trascender el simple volcado del periódico en papel a la red. Destacó la importancia de las presentaciones multimedias interactivas que permiten a lector controlar el ritmo de la información que absorbe. Con un juicioso equilibrio de imágenes, textos y sonidos se pueden lograr formas más eficientes de comunicar. Ese tipo de contenidos diferentes serán importantes para los medios de comunicación electrónicos: las acciones más tradicionales de reunir noticias y buscar las más revelantes ya las realizan sistemas automáticos con Google. Terminó con la nota de que nos quedan todavía 10 años para aprender a usar realmente la web (contando que ya hayan pasado unos 10).

Por su parte, Víctor R. Ruíz dio un repaso al mundo de las bitácoras en una intervención titulada «Bitácoras: unha imprenta para todos». Habló de los tipos de bitácoras: enlaces, personales, periodísticas, literarias, políticas, empresariales… Destacó especialmente la facilidad de manejo de una bitácora y lo fácil que era arrancar con una.

Tampoco olvidó otros aspectos y comentó las bitácoras como fenómeno social (hablando de enlaces e introduciendo el concepto de Blogosfera), el Blogómetro, las redes sociales y también repasando los formatos de sindicación (con demostración y todo).

Para el futuro destacó dos aspectos importantes. Por uno, la aparición de millones de escritores creando contenido en Internet y de lo interesante que pueden llegar a ser esos contenidos. Por ejemplo, habló de Irak y de cómo sigue la actualidad del país por medio de diversas bitácoras iraquíes. Y no se privó de destacar el atraso de nuestro país con respecto a otros: unas 10.000 bitácoras en España frente a unas 100.000 en Irán o Polonia. El segundo aspecto fue el de los «súper»-lectores, agregadores de todo tipo que automáticamente recojan información de muchas bitácoras diversas.

Terminó con una demostración práctica: se fabricó una bitácora en Bloxus en menos de cinco minutos. Por cierto, nos enseñó también pantallas de TypePad en español.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.