El espíritu del capitalismo

De El arrancacorazones de Boris Vian:

El cura había amontonado en el cobertizo todo lo que la iglesia contenía en materia de sillas; tantas, que en algunos lugares no había sino sillas, unas encima de otras, y no era posible sentarse; pero así podían venderse más entradas.

[Estoy escuchando: “Infidele Cervelle” de Les Négresses Vertes en el disco Famille Nombreuse]

—–

Quizá te interese

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.