Confusión

Al día siguiente de la matanza las cosas están confusas. Hay muchas dudas sobre los autores del ataque, las informaciones son dispersas y nadie en realidad sabe nada. Aparte de la magnitud enmudecedora de la tragedia y el tremendo sufrimiento de las víctimas y sus familiares, yo sólo tengo tres cosas claras: 1) hay que mantener la calma; 2) hay que seguir informándose sobre lo sucedido hasta descubrir quién lo ha hecho y 3) hay que ir a votar el domingo: las manifestaciones están muy bien, pero el valor que asignamos a una democracia se mide por el número de votos que depositamos en las urnas.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 1 Comment
  • Pecaro 30 junio, 2002, 3:00 pm

    Simplemente decir que politizar el atentado es ejemplo de insolidaridad, de egoismo, de farsa, de aprovechamiento injustificado, de inconsciencia, de mala fe, de poca diligencia y de muchas más cosas.