A vueltas con el multiverso

Ya hablé de universos múltiples hace un tiempo, a propósito de un artículo en Scientific American. Pero el tema es muy controvertido y da mucho de sí. Aquí tenemos «My So-Called Universe» de Jim Holt donde comenta las respuestas recientes al asunto. En particular, este ensayo de Paul Davies y el último libro de Martin Gardner llamado Are Universes Thicker Than Blackberries? (que no he leído, así que me baso en lo que el artículo cita, aunque probablemente lo leeré porque me encantan sus libros).

Antes de empezar, me gustaría destacar una característica de la navaja de Occam -que dice más o menos que uno no debería multiplicar innecesariamente los términos, es decir si vale con un universo no debería postular varios. Obsérvese que no es más que un principio, si se quiere metafísico, no hay forma de demostrar su verdad. Como mucho, uno podría considerarlo útil desde un punto de vista pragmático: hasta ahora ha funcionado razonablemente bien. Pero obsérvese el «innecesariamente». El problema, claro está, yace en decidir cuándo algo es necesario o innecesario. Por otra parte, el principio no niega la existencia de otras entidades, simplemente dice que no vale la pena postularlas (entre dos explicaciones igualmente válidas, nos anima a escoger la más simple). Es decir, podrían existir universos múltiples aunque ninguna teoría exigiese su existencia. Por otra parte, ¿cómo decidimos si son necesarios o no? Si una teoría requiere la existencia de universos múltiples, ¿estamos obligados a aceptarlos?

Dejando de lado estas consideraciones, la cuestión es muy interesante, aunque cada autor lo lleva a su terreno. Por ejemplo, Paul Davies los discute en el contexto de la existencia de Dios. Por ejemplo, en el contexto de los universos múltiples los aparentes ajustes finos de nuestro universo (que podrían dar a entender la existencia de un Dios creador) no serían más que eso, aparentes. Si hay un número suficientemente grande de universos, incluso un número infinito de ellos, no tiene nada de extraño que el nuestro sea uno de los pocos de los universos con las condiciones adecuadas para la vida. Desde ese punto de vista, un creador sería una hipótesis científicamente innecesaria.

Pero Davies no está del todo convencido, y plantea un curioso argumento deslizante: partimos de una posibilidad y vamos desarrollándola y ampliándola hasta llegar a una conclusión «indeseable» (ahora explicaré las comillas). En su caso:

Problems also crop up in the small print. Among the myriad universes similar to ours will be some in which technological civilizations advance to the point of being able to simulate consciousness. Eventually, entire virtual worlds will be created inside computers, their conscious inhabitants unaware that they are the simulated products of somebody else’s technology. For every original world, there will be a stupendous number of available virtual worlds – some of which would even include machines simulating virtual worlds of their own, and so on ad infinitum.

Taking the multiverse theory at face value, therefore, means accepting that virtual worlds are more numerous than «real» ones. There is no reason to expect our world – the one in which you are reading this right now – to be real as opposed to a simulation. And the simulated inhabitants of a virtual world stand in the same relationship to the simulating system as human beings stand in relation to the traditional Creator.

Far from doing away with a transcendent Creator, the multiverse theory actually injects that very concept at almost every level of its logical structure. Gods and worlds, creators and creatures, lie embedded in each other, forming an infinite regress in unbounded space.

Es decir, si aceptamos la posibilidad de universos múltiples, según él nos vemos obligados a creer también en una sucesión recurrentes de niveles de universo generados artificialmente. Toda especie inteligente acabaría simulando la realidad, y dentro de esas simulaciones habría simulaciones de la realidad y así sucesivamente. Aplicando el principio de mediocridad, nos veríamos obligados a concluir que probablemente vivamos en una de esas simulaciones.

Yo por mi parte no veo el problema por ninguna parte. Si el universo resulta ser así, pues resulta ser así y ninguna preferencia humana lo hará cambiar (de hecho, Martin Rees parece aceptar la posibilidad sin mayor problema). Por otra parte, ¿cómo estamos seguros de que será posible simular una realidad donde a su vez sea posible simular otra realidad? Sin demostrar ese punto, el argumento pierde gran parte de su peso argumentativo.

Me interesante me parece su argumento de que invocar universos múltiples es prácticamente lo mismo que invocar a Dios. Después de todo, jamás experimentaremos los otros universos de la misma forma que jamás experimentaremos a Dios. ¿Seguro? Aquí habría que hacer una pequeña aclaración. Al menos conocemos un universo, por tanto sabemos que al menos un universo es posible y por tanto extrapolar más no es ir mucho más allá. Sin embargo, dioses no conocemos ninguno (al menos, científicamente) por tanto suponerlo exige más fe. Por otra parte, como bien dice Jim Holt, algunas teorías de multiverso parecen ofrecer hipótesis comprobables. Se comprobarán o no, pero en ese caso ya nos estamos moviendo en terrenos científicos y no teológicos.

De hecho, Holt concluye su repaso diciendo:

How seriously should you take multiple universes? That depends on how scrupulous you are about your ontological commitments. I know people who still regard atoms as theoretical fictions. I have friends who claim to doubt the reality of the past, of the future, of other minds. I have heard of academics-though I cannot believe they actually exist-who think that the cosmos is a social construction. But I am a robust scientific realist. If an empirically sound theory entails that unobservable entities exist, then I take them at face value. After all, reality has over and over again turned out to be much more inclusive than we’ve given it credit for being. Just a century ago, our puny Milky Way was thought to comprise the entire cosmos.

If the choices we make in our everyday lives seem a little absurd from the viewpoint of a single vast and eternal universe, then, from the viewpoint of an infinite ensemble of universes containing infinite copies of ourselves, all making every possible choice, they are absolutely absurd. Thankfully, in our own little world, those choices remain terribly meaningful and important.

En cuanto a Gardner, Holt lo cita diciendo:

«Surely the conjecture that there is just one universe and its Creator is infinitely simpler and easier to believe than that there are countless billions upon billions of worlds»

Afirmación que no me parece nada sorprendente viniendo de Gardner, quien suele ser martillo de parasicólogos. Por desgracia, el problema de los escépticos es que pasan tanto tiempo enfrentándose con los parapsicólogos que en ocasiones dan la impresión de considerar a todo el mundo como un parapsicólogo en potencia y a discutir ideas científicas algo heterodoxas como si fuesen una peligrosa forma de seudociencia. Por otra parte, ¿es más fácil creer en un creador que en miles de millones de universos? Para un deísta como Gardner, por supuesto que sí. Para un ateo como yo, la respuesta no está tan clara.

Y después de todo, ¿los universos múltiples eliminan al Creador? Me temo que como mucho, podrían eliminar su necesidad, pero no demostrar su inexistencia, porque eso es indemostrable. Por otra parte, tenemos siempre la necesidad de buscar una causa a todo y alguien podría bien preguntarse «¿de dónde salió el multiverso?».

[Estoy escuchando: «Uncle Fucka – Terrance And Phillip» de South Park en el disco Bigger Longer & Uncut]

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 6 Comments
  • Xan 30 junio, 2002, 3:00 pm

    A mi hay una cosa más básica que siempre me ha transtornado. Dejando a un lado el tema de que exista un creador o no (si importa, también soy ateo), como yo lo veo puede haber dos principios fundamentales:
    – Que todo lo que existe, sea esta una realidad simulada o no, universo único o no, haya existido desde siempre, en ciclos de creación/destrucción, forma estacionaria, o lo que sea. Es decir, el universo como tal existe desde toda la eternidad en cierta forma.
    – Que, en algún momento, el universo simplemente se creó de la nada. He leido artículos que trataban de explicar esto en cierta forma, pero en mi humilde opinión, o existia algo antes, o no.
    Personalmente, cualquiera de las dos ideas me parece inabarcable. No soy capaz de concebir algo que existe desde toda la eternidad, que no ha tenido principio (¿el problema de la regresión infinita?). Y tampoco comprendo como algo puede surgir de la nada más absoluta.

  • Alex 27 noviembre, 2007, 4:07 pm

    yo creo en lo siguiente:todo es una sucesión infinita y empezare desde lo mas pequeño:las placas se agrupan en planetas estos se agrupan en sistemas estelares que se agrupan en cúmulos,que se agrupan en galaxias,que se agrupan en supercúmulos que se agrupan en cuadrantes que se agrupan en universos que agrupan en multiversos esto en dimensiones que lo hacen multidimensiones…
    lo cual,en mi opinión,quiere decir que aunque el universo no sea infinito todo lo es en agrupaciones cada vez mas grandes

  • MARIO 28 septiembre, 2008, 4:03 am

    Imaginemos por un instante que podemos ovservar el universo como del tamano de una canica,veriamos que aumenta de tamano gradualmente.Ahora bien tomamos una lupa de mano y observamos que en su interior existen unas manchitas blancas (Toda la energia del universo comulos,galaxias,etc,etc,) Y esa manchitas blancas se alimentan de la materia oscura que es algo asi como gelatina negra.Sin enbargo tomamos una lupa mas potente y observamos que las galaxias no estan inmobiles como en la actualidad parecen estar sino todo lo contrario giran a gran velocidad paresidas al atomo en ese trayecto nacieron y murieron millones de estrellas junto con ellas civilicaciones de sers humanos y toda clase de vida que pueda existir en realidad el universo se nos hace enorme e infinito porque nosotros somos pequenisimos.Por consiguiente creo yo que en si el universo tiene su ciclo de vida algo asi como el ciclo de la vida en la tierra.No obstante es solo una teoria mia sin ofender a nadie y porque no si alguien esta de acuerdo conmigo le doy de antemano las gracias pues pienso que dos cabezas piensan mejor que una.Creo yo que hay mucho mas del tema que podriamoa comentar.

  • El sabio 15 octubre, 2008, 10:32 pm

    Senores,el universo existe y ni existe,si asi como lo leen.Veran todo tiene en espacio y si nos alegamos de ese espacio despues vemos que no hay espacio.Por ejemplo,podemos ver fotos de nubes ,y pilares en el espacio pero si nos acercamos no existe esa nube.Otro ejemplo,de una estrella nos acercamos y ya no es una estrella,sino una galaxia.Ahora bien si pudieramos ver todo el universo por decirlo asi.Mirariamos a este como a una estrella y al acercarrnos a esta notariamos a los comulos,galaxias,estrllas.planetas,humanos,celulas,atomos,etc,etc.En conclucion la nada es el espacio y el espacio es la nada.

  • Nicolás 29 diciembre, 2008, 3:08 am

    Yo pienso que no se trata de simplemente decirque el universo es eterno, que no tiene primncipio ni fin, esto es escapar al problema.
    Tenemos un maravilloso descubrimiento de Eisten, la relatividad, esta es la naturaleza del universo que conocemos. Por otra pàrte, conocemos y experimentamos el tiempo y el espacio, sabemos tambiém fehacientemente que nuestro universo esta en expansión. Estos datos científicos, nos permite, según la mayoría de los científicos a plantear un inició del universo, de hecho dicen que ese inicio es el famosos Big-Bang. Sin esta teoria del Bing-Bang no se puede explicar, ni el tiempo, ni el espacio, menos la expamnxión del universo, ni la naturaledza de la materia…. No se trata pues de acudir a mitologías de dios universal, del hijo universal creaodr, que el espiritu universal, que dios creao el universo en siete dias, etc, etc….. se tratab de razonar en el caso de los creacionistas… cómo un Dios ispiritual inmartirial produce la materia en un tiempo en un espacio, incluido al ser excepcional que es el ser inteligente y conciente como es el hombre….. si son materialistas o evolucionistas que analizan esto … le preguntaríamos cómo puede ser la materia eterna, si la materia esta en un espacio y en un tiempo como se entiende una materia eterna?—pienso que de esto se trata cuando hablamos del origen y naturaleza del universo.
    Gracias por vuestra respuesta si es que la hay.

  • Juan 5 abril, 2009, 7:29 pm

    Creo, siento, que es infinitamente más fácil pensar en la existencia de algo que en eso que llamamos «nada». Me es imposible, como a otros, pensar en que en algún lugar haya un fin, un límite. Y no me refiero al hecho de que el número de átomos de este universo es contable e, incluso, que se conoce. Este universo puede ser limitado, de hecho lo es. En lo que yo no creo es en la existencia de límites a todo lo que existe. Por eso la hipótesis del multiverso se me hace creíble, hasta necesaria. E incluso un «multiverso», sólo uno, -si el que haya uno solo «de miles de millones de universos»- tampoco me tranquiliza, tampoco lo siento posible, porque aparece de vuelta el problema de los límites. Por esto pienso que hay algo ilimitadamente, siempre y hacia cualquier lugar hay algo. Centenares de multiversos no son nada frente a lo ilimitado e infinito. Eso creo, eso tranquiliza a mi pequeña inteligencia.