En todas partes cuecen habas

Sí, España no tiene la exclusiva de políticos tontos. O mejor dicho, de políticos a los que el interés de los ciudadanos les importa un testículo de ánade. Como muestra esta noticia: Los conservadores británicos recortarían partes de la BBC y en particular eliminarían su sitio web. La excusa suele ser el mismo argumento ultraliberal de siempre:

«But I am not persuaded that there is necessarily a case for a public service website. I’m not persuaded that anything on the BBC site could not be provided elsewhere, [for instance] the newspapers are mostly providing sites, which provide news and comment.

«They [the newspaper sites] are essentially trying to provide for the same market and therefore you can argue why does the licence fee payers need to be financing the BBC to do it when there are other commercial organisations who are doing the same thing.»

la lógica de que si ya lo hacen las empresas privadas no hay necesidad de una empresa pública que lo haga. Lo que olvidan estos políticos, sin embargo, es que el derecho a la información es un derecho vital en una democracia. El pueblo debe poder saber para poder decidir. Y por tanto, ese acceso se debe poder garantizar, y ¿qué mejor forma que con una empresa pública que lo haga?

El capitalismo es una fuerza tremendamente generadora de novedad. Pero también es una bestia insaciable que lo devoraría todo a su paso si se lo permitiesen. Por tanto, debe darse un equilibrio en todos los aspectos, y hay cuestiones en las que se precisa una presencia pública aunque eso no excluya una presencia privada y comercial.

[Estoy escuchando: «Raga Hemavati» de Pandit Hari Prasad Chaurasia en el disco Classical Flute]

—–

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.