Tratado del Tránsito Intestinal

Algernon, alias Fabrizio Ferri Benedetti, no deleita con un bello -¿podría ser de otra forma?- análisis de ese acto tan cotidiano y a la vez tan desconocido:

Por alguna incomprensible razón, algo tan natural como expulsar los desechos es, en esta sociedad, uno de los actos más privados y secretos que se puedan considerar. En la Edad Media no era así. Y en la Edad Baja, tampoco. Durante milenios la humanidad ha utilizado como mucho un matorral, o ha preferido decorar las calles de sus ciudades con… coprolitos. Afortunadamente ahora existen redes de alcantarillado, que sirven para algo más que dar cobijo a cocodrilos albinos, ratas gigantes y asociaciones clandestinas de revolucionarios.

Hacerlo es algo muy delicado: el éxito de las operaciones depende de muchos factores interrelacionados. Tomemos por ejemplo al viajero que se hospeda en la casa de unos amigos durante algunos días: es muy posible que desarrolle cierto estreñimiento nervioso como consecuencia de la embarazosa situación de tener que evacuar en territorio inexplorado. Hacerlo no es tan fácil como parece. La gente entra en los baños públicos de, pongamos, un aeropuerto, y se queda mirando las inscripciones grabadas en las paredes, o canturrea.

[Estoy escuchando: «Something to Sing About» de Original Television Soundtrack en el disco Buffy the Vampire Slayer: Once More With Feeling [Musical Episode Soundtrack]]

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.