Sábado en Madrid

Mi idea de Madrid ha cambiado radicalmente. Me ha llevado por muchos sitios que no conocía, y la verdad, me está empezando a gustar mucho. Incluso la temperatura nos ha acompañado y hemos tenido un calorcito muy agradable.

A ver, a ver. Ah, sí, un paseito nos llevó hasta el Cafe Oriente, un lugar agradable -con el suelo de comedor más impresionante que he visto en mi vida- donde nos cobraron las cervezas más caras de nuestras vidas. Eso después de haber pasado por el Fnac, del que asombrosamente conseguí salir sin comprar absolutamente nada (!).

Lo de Mayumana estuvo francamente bien, con momentos definitivamente geniales. Se suben al escenario y empiezan a producir sonidos con los métodos más variopintos. Pero no forman ruido, sino una extraña forma rítmica que debe remontarse a antes de la música. Y eso, cuando no deciden moverse por el escenario a toda velocidad moviendo también objetos variados: por ejemplo, pelotas fosforescentes en total oscuridad o linternas en la cabeza. Enérgico, divertido y diferente. Incluso en más de una ocasión se las arreglan para contar pequeñas historias. Los aplausos del público eran muy sentidos.

La cena fue en un restaurante llamado Thaï Gardens (c/ Jorge Juan, 5), un sitio decorado… La verdad, hay que verlo porque no me sale describirlo. Ni siquiera estoy seguro de qué platos tomamos, porque al tratarse de un sitio nuevo pedimos el menú de degustación donde hay un poco de todo. En cualquier caso, delicioso desde la cerveza tailandesa hasta el postre.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.