3 meses

Hoy se cumplen tres meses de esta bitácora. Lo bueno de estas cosas es que es fácil saber cuándo empezaron. El primer post es del 29 de junio. Se llama «Una profesión peligrosa» y el primer párrafo dice algo así:

Vulputate odio nostrud at vel, commodo odio amet autem nisl sit nostrud consequat iusto eum suscipit autem erat facilisis euismod exerci, ut erat ex, magna. Velit, aliquip duis amet feugait augue et zzril esse ut dolor at, in esse. Nulla, vulputate te nibh luptatum ex ullamcorper, quis, dolore minim veniam odio volutpat, zzril nulla. Ut lorem vero ullamcorper eum, ad vulputate eros, duis, exerci ea feugiat nulla molestie, veniam nonummy dolore. Iriure tincidunt eum dolore ex ipsum commodo, luptatum, at qui blandit suscipit accumsan feugiat vel in. In dolor, augue elit qui nisl blandit hendrerit zzril.

Que ni siquiera es latín real, sino una especie de seudolatín generado automáticamente. Era una prueba en la que pretendía hablar del libro Una profesión peligrosa. La vida cotidiana de los filósofos griegos de Luciano Canfora, pero se quedó en prueba.

El libro, por cierto, va de que al poder eso de que sus ciudadanos piensen no le gusta nada (la autonomía individual complica el orden social, y el poder odia la complejidad social). Ser pensador fue y es una profesión peligrosa.

Por cierto, Sara, te quiero mucho.

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.