Mozilla

Tenía Mozilla instalado en mi máquina, pero un día misteriosamente dejó de funcionar. Cargaba, sí, pero de pronto parecía bloquearse y no hacía nada. Lo dejé por imposible, asumiendo que sería alguna incompatibilidad de software, o simplemente que mi Windows 98 está ya demasiado cascado.

Hoy decidí volver a instalarlo, a ver si era eso. Fui a la página y me encontré con la versión alfa de 1.2. Me lo bajé, lo instalé, lo arranqué y… lo mismo. Se me volvió a bloquear exactamente igual.

Pero en esta ocasión, la cosa tiene final feliz, me fui a la página y me descubrí que pueden pasar cosas raras si tu perfil es incorrecto por alguna razón. Lo busqué, lo borré y al arrancar Mozilla creé uno nuevo.

Magia.

Ahora funciona perfectamente y llevo como un cuarto de hora evaluándolo. Y la verdad, me está gustando mucho. Tiene algunos detalles curiosos, como las pestañas, que hacen de la navegación algo muy agradable (en lugar de tener miles de navegadores abiertos). Es más, parece cargar deprisa y también bajarse y mostrar las páginas a buena velocidad.

Creo que me voy a cambiar de navegador.

—–

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.