Sigo con Enoch Root

No pude dejar de pensar en Enoch Root y decidí hacer una búsqueda en grupos de news usando Google (lo que antes era Deja.com). Después de leer el chorro de mensajes sobre el asunto, estoy empezando a considerar seriamente que mi lectura “realista” de Criptonomicón me jugó una mala pasada.

Con las ideas contenidas en esos mensajes (demasiados para citarlos individualmente) creo que he conseguido obtener una versión “fantástica” de lo que sucede en la novela.

Empecemos por la “realista”: Enoch Root finge su muerte, con la ayuda de sus amigos conspiradores, con el fin evitar el divorcio y dejar una pensión después de haberse casado con la chica finlandesa. Hasta aquí bien. El problema es que Enoch Root no parece tener una edad definida, parece tener poderes curativos y parece tener una cierta habilidad para estar en el sitio adecuado en el momento justo.

Veamos ahora la lectura “fantástica”. Enoch Root fallece en la consulta del médico. Éste sale de la habitación y Rudy hace salir también a Shaftoe diciéndole: “Ve ?dice ?y asegúrate de que el doctor presenta el certificado de defunción”.

Rudy originalmente no estaba allí tampoco. Había salido, Shaftoe considera brevemente que ha huido: “Pero de pronto aparecen junto a Root sosteniendo una vieja caja de puros cubanos, toda cubierta de palabras en español”. Poco antes, cuando Shaftoe llevaba a Root en coche, se decía: “Root entra en coma, murmurando algo sobre puros”.

Bien, Shaftoe ha salido y va a la oficina del médico. Y en ese punto se forma el extraño triángulo del soldado, la muerte y el médico. Shaftoe, el médico y los fineses salen de la consulta y van a tomar café. Pero Shaftoe se rezaga un momento y ve salir a Rudy de la consulta del médico acompañado de un hombre cubierto por una manta.

Es decir, Root murió. Rudy lo resucitó con la ayuda de lo que sea que había en la caja de puros (¿la piedra filosofal?) y Shaftoe lo descubre todo al verlos salir. Hay que recordar que ya se había dado a entender que había una estrecha relación entre las familias de Root y Rudy:

-Enoch y yo nunca nos habíamos visto. Pero hay ciertas viejas conexiones familiares ?dice Rudy-, y ciertos intereses compartidos.

Bischoff murmura algo en alemán.

-Las conexiones serían una historia muy larga. Tendría que escribir un puto libro ?dice Rudy irritable.

Presumiblemente, el libro a escribir es el siguiente volumen de la serie.

Hasta ahora bien. Pero hay más.

Bobby Shaftoe llega al café y dice:

-Al final del día me voy a meter en ese puto Mercedes y voy a conducir hasta Estocolmo como un puto murciélago salido del infierno ?dice Shaftoe. Aunque los fineses nunca lo entenderán, ha elegido la expresión “murciélago salido del infierno” por una buena razón. Ahora comprende por qué desde Guadalcanal se ha considerado un hombre muerto-.

Es decir, lo que Bobby Shaftoe descubrió en realidad al ver salir al Enoch Root resucitado es que él mismo murió en Guadalcanal y que Enoch Root, presumiblemente usando el contenido de la misma caja, lo resucitó. Lo que sucede inmediatamente antes de ver a Root por primera vez es:

¡Eh, un segundo! Por alguna razón Shaftoe vuelve a estar de pie, agarrado a su Springfield. La jungla no quiere dejarle marchar; en el tiempo que llevaba allí tendido han empezado a crecerle enredaderas sobre los brazos y piernas. Cuando sale, arrastrando follaje a su paso como una carroza en un desfile, el sol se derrama sobre su cuerpo como el sirope caliente sobre un helado. Puede ver que la tierra viene hacia él. Da una vuelta al caer ?apreciando momentáneamente a un hombre grande con un rifle- y luego tiene la cara hundida en la arena fría. Las olas rugen en el interior de su cráneo: una agradable ovación en pie por parte de un público de ángeles, que, habiendo muerto todos ellos, saben reconocer una buena muerte cuando la ven.

¿Es ésa la descripción de la muerte de Bobby Shaftoe? ¿Qué versión pretendía transmitir Stephenson, la fantástica o la real? ¿O no será la versión fantástica simplemente los desvaríos de lectores con mentes demasiado calenturientas?

Sí, la espera va a ser muy larga.

Quizá te interese

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

No comments yet. Be the first.