Se me ha pasado el tiempo de Marte

Estoy leyendo esta novela de Philip K. Dick. Es curioso, porque normalmente no leo tantas novelas. Cuando estoy en pleno periodo de actividad, y por tanto mis niveles de estrés son más altos, sólo me agrada leer ensayo. Así que si he conseguido terminar tres obras puramente literarias en la última semana debe ser que me sienta bien estar de vacaciones 🙂

Pero a lo mío. Soy un gran admirador de Philip K. Dick y reconozco que es un maestro absoluto, pero esta novela me está costando muchísimo. La razón es simplemente que parece escrita en el Jurásico superior, y se le nota mucho que se le ha pasado la fecha de caducidad. Por ejemplo, la acción se sitúa en un Marte de 1994, y ya sé que Dick no pretendía que su Marte fuese real ni nada remotamente parecido, pero no son ya varias las referencias al desastre de la Talidomida que, supongo, en 1964 debía estar en todos los periódicos. ¿De verdad pensaba Dick que treinta años después alguien podría comentar casualmente que quizá fuese un castigo divino al pueblo alemán por la Alemania Nazi?

Y eso sin comentar la visión que da de las causas del autismo.

Pues eso, que por el momento me parece muy lejos de estar a la altura de Ubik, El hombre en el castillo o simplemente Tiempo desarticulado. Ya diré algo más cuando la termine.

Para los interesados, aquí hay comentarios bastante más entusiastas de la novela.

—–

Categoría: Silva

Pedro Jorge Romero

Show 1 Comment
  • Eva 22 julio, 2007, 8:08 pm

    libros de Dick, fotos de volcanes extinguidos, amigo de diseñadoras… tu página empieza como el titulo de una pelicula de Isabel Coixet, pero llena de cosas que le interesan tambien a mucha gente aunque no lo creas!
    ¿no crees que las gafas verdes son de diseñador catalan?