La fórmula preferida del profesor, de Yoko Ogawa

La matemática como metáfora de la familia. La fórmula preferida del profesor, de Yoko Ogawa.

En mi canal de YouTube recomiendo lecturas que me gustan y que creo que podrían interesar a otros. Si quieres saber cuáles son, suscríbete.

Después del vídeo tienes la transcripción del contenido.

TRANSCRIPCIÓN

La fórmula preferida del profesor, de Yoko Ogawa y publicado por Funambulista. Una novela sobre una muy peculiar familia y la fórmula que explica qué les une.

Te lo cuento.

Un profesor de matemática sufrió años atrás un accidente que le dejó con la memoria severamente limitada: todos los recuerdos nuevos los olvida tras 80 minutos. Para recordar lo importante, lleva notas fijadas a su chaqueta.

Alguien se tiene que encargar de él. Tras una larga serie de asistentas, que acaban dejando el trabajo en general por no soportar sus excentricidades matemáticas, su nueva cuidadora no puede evitar sentir admiración y respeto por el profesor. Es más, la enorme curiosidad de la mujer le lleva a interesarse por los comentarios matemáticas, fascinación que incluso comparte su hijo. Hijo al que el profesor llama Root porque su cabeza le recuerda a la raíz cuadrada.

El profesor no parece tener más familia que una cuñada distante. La asistenta es madre soltera, hija de madre soltera, por lo que tampoco tiene muchas relaciones familiares. Son por tanto un trío peculiar que conforma una nueva unidad familiar. El profesor transmite su pasión por la matemática -en concreto, la teoría de números, que efectivamente es la rama más hermosa de la disciplina- mientras que madre e hijo intentan ampliar sus horizontes. Como cuando le llevan a un partido de béisbol, deporte que apasiona al profesor, pero más bien como un problema estadístico.

La matemática usa mucho lenguaje metafórico. Las relaciones humanas, por ejemplo, en los primos gemelos o los números amigos. Pues esta novela lo hace al revés, usa la matemática como metáfora de las relaciones humanas. En algunos de los momentos más emocionantes del libro, esas emociones se expresan como sencillas explicaciones matemáticas.

¿Pero cuál es la fórmula preferida del profesor?

Pues se llama la identidad de Euler y es esta de aquí. e elevado a pi por i más 1 da cero. Es efectivamente una de los resultados matemáticos más hermosos. Si quieres saber más, Derivando tiene un estupendo vídeo sobre la identidad. Lo importante en nuestro caso es que e, i, pi, 1 y 0 no podrían ser números más diferentes entre sí. Irracionales, enteros, complejos… Pero ahí están, creando una belleza sublime y sorprendente, como si sus diferencias fuesen precisamente lo que les permite unirse en esa armonía total.

El profesor, la asistenta y Root no podrían ser personas más diferentes. Pero en esta novela delicada y sutil, su unión dispar es feliz.

Como muchos números.

¿Has leído la novela? ¿Qué te parece? ¿Hay más libros con la matemática de fondo? Deja tus comentarios, opiniones y consejos.

Y si te interesa ver más vídeos sobre mis lecturas, ya sabes: suscríbete. Hay un botón por ahí debajo.

Gracias y hasta la próxima.

Quizá te interese

Categoría: Ficción, Libros

Pedro Jorge Romero