La chica de Kyushu, de Seicho Matsumoto

Seicho Matsumoto en La chica de Kyushu se plantea en qué medida la justicia es realmente igual para todos.

En mi canal de YouTube recomiendo lecturas que me gustan y que creo que podrían interesar a otros. Si quieres saber cuáles son, suscríbete.

Después del vídeo tienes la transcripción del contenido.

Este libro lo he leído gracias a un ejemplar de prensa de la editorial.

TRANSCRIPCIÓN

Hoy te traigo La chica de Kyushu, de Seicho Matsumoto y publicada por Libros del Asteroide. Una novela de misterio que explora la idea de justicia en el contexto del mundo social del Japón posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Te lo cuento.

Kiriko Yanagida viene desde Kyushu para hablar con Kinzo Otsuka, el más importante abogado penalista de Tokio. Quiere que defienda a su hermano, un profesor acusado de matar a una prestamista a la que debía dinero. La hermana está convencida de su inocencia, pero cree correctamente que el abogado de oficio no está haciendo todo lo posible. Tampoco ayuda nada que primero su hermano confesase para luego retractarse.

Sin duda, un abogado de talento…

Por desgracia, Kinzo Otsuka rechaza el caso. No solo la joven no tiene dinero suficiente para pagarle, sino además el abogado tiene la cabeza en otra parte: ha quedado con su amante. Pero aun así, es un buen hombre… dejando de lado eso de engañar a su mujer y tal… por lo que durante un breve momento se planteó ocuparse del caso.

Simplemente se dejó llevar por una debilidad humana.

Y esos dos fenómenos concurrentes —haberlo considerado, dejarse llevar por sus emociones— son los que disparan lo que sucede a continuación.

Cuando el hermano muere en la cárcel, Kiriko Yanagide se transforma en un frío agente de la venganza, culpando, correcta o incorrectamente, a Kinzo Otsuka de lo sucedido. Su razonamiento es simple: podría haber ayudado… y no lo hizo.

Por su lado, el abogado —con la cabeza algo más fría— va sintiendo dudas. Se pone a investigar el caso…

Toda novela de misterio es una novela sobre la sociedad. El asesinato es un acto social y resolver el crimen es devolver el orden a la sociedad. Pero La chica de Kyushu es una novela negra más explícitamente social. El crimen en sí tiene una importancia limitada. Sí, se descubre la verdad, pero casi como una trama secundaria.

Lo que le interesa realmente a Matsumoto es plantearse quién tiene derecho a la justicia y quién no. Si tener la mejor defensa posible implica el pago de enormes cantidades de dinero, ¿se puede decir realmente que hay justicias y garantías?

Y cuando las instituciones fallan ¿es la venganza la única forma de justicia posible?

Matsumoto explora estas y otras cuestiones en el contexto de un Japón que se va alejando de la guerra y va iniciando su recuperación económica.

Kiriko Yanagida es una joven sin recursos que se da a entender llega a Tokio desde una región provinciana. Su Japón más humilde contrasta con el dinámico Japón de Kinzo Otsuka, rebosante de dinero y placeres.

Para Otsuka el caso es sobre todo un ejercicio que puede contemplar con cierta distancia. Para Yanagida, el caso es mortal. Él puede leer informes cómodamente sentado. Ella debe sobrevivir en la marginalidad.

Y ese es el giro fundamental que da la novela a poco de empezar. Cambia de la historia de un asesinato por resolver a un drama trágico que enfrenta en la distancia a Kiriko Yanagida y Kinzo Otsuka. Pasa de ser una posible investigación a ser un cuadro de la psicología de esos dos personajes.

A medida que Kiriko va desarrollando su venganza, Matsumoto va describiendo cada vez mejor la personalidad de Kinzo. Cada nueva prueba, cada nuevo contratiempo, es un elemento más que permite investigar su psicología.

El plan es preciso y calculado . La resolución es sorprendente. Kinzo Otsuka sufre. Y Kiriko Yanagida también.

En ningún momento Seicho Matsumoto abandona a sus dos personajes. Lo que se pregunta la novela al final es en qué medida los dos papeles ya estaban predefinidos, en qué medida el orden social había dictado ya sus posiciones.

Kinzo Otsuka en particular representa en una persona a todo el aparato de la justicia. ¿Es acaso su crimen el haber querido hacer lo correcto y no hacerlo? ¿No es ese en última instancia el gran fallo del sistema? ¿Querer ser justo y no saber serlo?

La chica de Kyushu te hace pensar en esas cuestiones mientras te va contando una historia apasionante y dramática, con un ingeniosos plan que se va desarrollando hasta su sorprendente conclusión.

¿Qué te parece este libro? ¿Tienes alguna otra recomendación? Deja tus comentarios, consejos y opiniones. Y si te interesa ver más vídeos sobre mis lecturas, ya sabes: suscríbete. Hay un botón por ahí debajo.

Gracias y hasta la próxima.

Categoría: Ficción, Libros

Pedro Jorge Romero